Veracruz, entre los estados que dejará “focos rojos” a la siguiente administración

Redacción Hora Cero

De los nueve estados que tendrán elecciones para renovar gobernador el próximo 1 de julio, Veracruz, Chiapas y Tabasco dejarán «focos rojos» a los próximos gobiernos en crecimiento económico, informalidad, pobreza laboral y deuda pública, indica el semáforo de política económica de la organización no gubernamental México ¿Cómo Vamos?, que es un colectivo de investigadores integrado por académicos y expertos en economía y política pública.

Los estados que entregarán su administración con «foco verde» son Guanajuato y Jalisco, pues reportan un crecimiento económico de 5 y 3.8 por ciento, respectivamente, y disminuyeron la informalidad, la pobreza laboral y la deuda pública.

En el caso de Puebla, la entidad está con «foco verde» en crecimiento económico, con 6.9 por ciento, pero en otros indicadores como la pobreza laboral y productividad laboral retrocedió, por lo que el balance es dual.

Por su parte, Yucatán, Ciudad de México y Morelos se encuentran en «foco naranja», pues reportaron un crecimiento económico de 3.1, 3.0 y 2.7 por ciento, respectivamente, que si bien están por encima del promedio nacional, se trata de porcentajes que están por abajo de otros estados con elecciones.

Veracruz se caracterizó por tener un decrecimiento de 1.3 por ciento promedio durante la administración saliente, por reportar una baja creación de empleos, pues sólo creó 14 por ciento de los 74 mil que debía generar, y por registrar una deuda de 4.9 por ciento como porcentaje de su PIB estatal, por lo que está en el top 10 de las entidades con más deuda.

Chiapas reportó en el primer trimestre de 2013 una tasa de informalidad de 63.7 por ciento y al cierre de 2017 subió a 68.2 por ciento; en el mismo periodo la pobreza laboral aumentó de 67.8 a 71.3 por ciento, mientras que la productividad laboral se estancó.

Tabasco es un estado petrolero que padeció la baja producción de Pemex y los bajos precios del petróleo, lo que se reflejó en un decremento de 15 por ciento en la creación de empleos, ya que la mayor parte de las empresas tenían una vinculación con el sector energético y Pemex, en consecuencia, la informalidad y pobreza laboral se mantuvieron en niveles altos.

Lo anterior lo dio a conocer Valeria Moy, directora general de la organización ¿Cómo Vamos? En su ponencia «Semáforos Electorales Estatales: una radiografía económica».

Compartir