Madre e hija son atropelladas; el responsable se niega a cubrir gastos médicos

Francisco De Luna

Perote, Ver.- La empresa Comercializadora de Agromaquinaria de Perote SA. de C.V. propiedad de Ruperto Cortina Melchor, no quiere hacerse responsable del accidente que causó uno de sus vehículos que era conducido por su sobrino José Gaudic Cortina Gómez y que lesionó seriamente a una mujer y a su hija.

El miércoles 30 de mayo, la señora Silvia Salazar Ortega y su hija Denise Pablo Salazar de ocho años de edad, fueron atropelladas por este individuo. Los hechos ocurrieron después de las 12:00 del día en la calle Alejandro Von Humboldt, en la zona centro de Perote.

Desde entonces, la niña está postrada en la cama. El pie izquierdo lo tiene lastimado y sus dedos brillan por la hinchazón. Se queja y llora por los intensos dolores. El medicamento para su tratamiento se agotó. Cuesta 400 pesos, pero la familia es de escasos recursos y por lo tanto no tienen la manera de tener atención médica.

El reporte de la Delegación de Tránsito y Seguridad Vial número 31, describe que el conductor del camión José Gaudic Cortina Gómez, originó el accidente por conducir sin precaución.

El camión es de la marca Freightliner tipo rabón, modelo 2004 con placas XX01626 del estado de Veracruz.

La señora Silvia Salazar Ortega, entrevistada en su domicilio ubicado en el Ejido 20 de Noviembre, relató que José Gaudic sólo le ofreció mil pesos, además asegura que le hicieron firmar un documento con el que supuestamente establecen un acuerdo.

Sin embargo, ella a sus 33 años no sabe leer ni escribir y a raíz de lo anterior, el conductor y la empresa se niegan a dar más atenciones a la familia.

Contó que estaban a punto de atravesar la calle cuando observaron que el semáforo marcaba luces rojas, sin embargo, la imprudencia del chofer al orillarse y repegarse a la banqueta las pasó a atropellar.

“Hasta la llanta se quedó pintada en la banqueta y quedamos debajo del carro. La gente que estaba ahí le atravesaron una camioneta y ya no se pudo mover”.

Ambas fueron auxiliadas por particulares quienes las trasladaron al Hospital Civil de Perote.

“El viernes busqué a los dueños del carro. Y me dijeron que me iban a dar 800 pesos. Pero trajeron a la casa y estando acá me dijeron que ya no iban a dar para los pasajes y pidieron que pagara la lavada del coche porque mi hija dejó moronas de galletas”.

También indicó que los dueños de la empresa no están dispuestos a llevarlos al Seguro Social para que reciban las atenciones médicas, pues las dos quedaron lastimadas por los golpes generados a causa del vehículo.

La niña Denise ahora sigue en cama, ya no se desplaza por sí sola. Estudia el tercer grado en una escuela de Educación Especial en Perote, pero no ha asistido porque a la señora Silvia se le dificulta cargarla, además de que la menor aún siente los dolores intensos.

“Quiero que hagan algo con esa persona, pues mi hija sí caminaba y ahora ya no. Me da mucha tristeza de ver a mi hija así”, relata desde el interior de su domicilio en la localidad que conduce hacia el Cofre de Perote.

Cortina Gómez, ofreció un pase médico en “Médica Vial”, consultorio ubicado en la calle Miguel Alemán de la ciudad de Xalapa. Pero este pase sólo tiene tres días de vigencia, es decir venció el 2 de junio.

El seguro de Qualitas en el levantamiento de hechos, determinó que las lesiones son en pierna, cuello, espalda y brazos.

Pero la mayor dificultad es pagar los pasajes desde el Ejido 20 de Noviembre hasta la carretera de Los Molinos y esperar autobús que las dirija a Xalapa y posteriormente llegar a la clínica de Médica Vial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here