Hora Cero

Homicidios, índice y tasa en Veracruz
La disputa por las posiciones en el gobierno veracruzano

Luis Alberto Romero
El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) reveló que 2017 ha sido el peor año en cuanto a la incidencia del delito de homicidio.
El año pasado se registraron 31 mil 174 homicidios en nuestro país, para una tasa de 25 casos por cada 100 mil habitantes.
2017 se convirtió en el año con más homicidios en México, desde 1990, cuando comenzaron a manejarse las estadísticas sobre ese delito.
Un año antes, 2016, la tasa fue de 20 casos por cada 100 mil habitantes, lo que nos indica un aumento de 25 por ciento.
El Inegi reveló que la tasa de hombres asesinados en México supera por mucho a la de mujeres; 45 contra 6 casos por cada 100 mil habitantes.
Si bien Veracruz registra números preocupantes, no se ubica entre las entidades con las peores cifras en esa materia. Durante 2017 se cometieron en el estado mil 555 homicidios, con lo que se superaron todos los años previos, desde que comenzaron las estadísticas.
De mil 293 casos, en 2016, la entidad pasó a mil 555; fue la novena del país en cuanto a la incidencia de ese ilícito.
Sin embargo, al ser Veracruz uno de los estados más poblados, a la entidad gobernada por Miguel Ángel Yunes Linares no le fue tan mal en la tasa: hubo durante 2017 19 casos por cada 100 mil habitantes.
De hecho, los números veracruzanos, en tasa por cada 100 mil, son mucho mejores que el promedio nacional.
Otras entidades: durante 2017 se cometieron 113 homicidios por cada 100 mil habitantes en Colima, que fue el estado con los peores números; en Baja California Sur fueron 91; en Guerrero, 71; en Baja California, 60; en Chihuahua, 59; y en Sinaloa, 52. En total, 16 estados del país tuvieron mayores problemas que Veracruz en cuanto al homicidio, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Pérez Astorga y la disputa por las posiciones en el gobierno veracruzano
Fuerte, muy fuerte, la presión que ejerce un ala del sector empresarial, impulsado por el Senador electo Ricardo Ahued Bardahuil, para imponer como Secretario de Desarrollo Económico, a Ernesto Pérez Astorga, el suplente del rey del plástico oriental en Veracruz.
Aunque el gobernador electo, Cuitláhuac García Jiménez, ha dicho, que no cederá a presiones, recomendaciones o chantajes, ayer el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, José Manuel Urreta Ortega, pidió al mandatario electo que haya inventos ni improvisaciones cuando decida quién será el titular de esta importante Secretaría.
“No necesitamos un académico, no necesitamos un cuate, no necesitamos improvisaciones, porque el estado no aguanta improvisaciones”, señaló, pidiendo directamente el puesto para un empresario.
Ernesto Pérez Astorga, al igual que Ahued Bardahuil, sabe de la rentabilidad que ofrece el poder público y los gobiernos. Lo saben desde sus tiempos de priistas, recibiendo apoyos y beneficios.
Por eso han surgido voces que pretenden mostrar las sombras de ambos empresarios y ya empezaron a tundir a Ernesto Pérez Astorga, mostrando documentos que lo involucran en la presunta utilización ilegal, a lo largo de 21 años, de terrenos del Gobierno del Estado, entregados en comodato al gobierno municipal de Xalapa, y que habrían sido utilizados para lucro privado por parte de la familia Pérez Villarreal y Pérez Astorga.
La lucha intestina por los puestos del gobierno de Cuitláhuac García, apenas comienza. Y los nombres del senador electo Ricardo Ahued Bardahuil y de su suplente, Ernesto Pérez Astorga, están en riesgo, ante los escándalos que podrían mostrarse en esta guerra por posiciones políticas y administrativas. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here