Trata de personas, fenómeno tan visible y cotidiano que se ve como “normal”

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- La trata de personas es un fenómeno tan visible y cotidiano que para muchos ya es “normal” y por eso quizá no son denunciados, refiere el director del Área de Programa de Trata de Personas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Juan Manuel Meixueiro Alarcón.

Por esa razón la cifra de denuncias es muy baja, pues tan sólo en 2017 se tienen reportados diez casos para investigación, indicó la Fiscal Auxiliar de la Fiscalía Coordinadora, Especializada contra la Trata de Personas, Liliana Sánchez Barcelata.

“Si ustedes checan las estadísticas la mayoría de las víctimas de explotación sexual son las mujeres. Muchos hombres han dosificado a la mujer. Los negocios, las buenas borracheras, los compadrazgos se reafirman en espacios como los table dance o las casas de citas”, explicó Juan Manuel.

Narró que existen muchas señales porque hay cuestiones que parecieran naturales “pero no lo son”. Y dio como ejemplo que a las mujeres que trabajan en los bares les dan fichas para que haya control del dinero.

Y el representante es el “padrote” escondido en esa figura, expuso durante la conferencia sobre el tema en el Ágora de la ciudad de Xalapa. Aquí no se habló de cifras, sino de situaciones cualitativas.

Recordó que un letrero en una cantina decía “si llegas tarde te descontamos, si no atiendes a tantos clientes te descontamos, si no llega tu representante no te pagamos directamente a ti” y eso significa que alguien más tiene el control sobre la persona.

La trata y la explotación en este caso funcionan cuando ellas están obligadas a ofrecer los servicios de la droga, el alcohol o de convivir con los clientes “y lo hacen por sobrevivencia. Porque si no, las matan o se mueren de depresión o se suicidan”.

Pero la situación también va más allá, porque la víctima no se asume como tal, porque los clientes suelen ser los mismos que están en puestos públicos “o somos los vecinos o los papás que por un lado tenemos doble moral, porque en un lugar decimos una cosa y por otro lado nos divertimos de manera distinta”.

Liliana Sánchez Barcelata, explicó que la característica de una víctima de trata no tiene acceso o al dinero que se genera por su trabajo; se les retienen documentos personales; se les limita acceso de comunicación con la familia y amistades; se les incluye con diferentes personas que hablan distintos idiomas para evitar que se comuniquen y siempre está vigilada.

También señaló el papel que juegan las redes sociales porque decenas de víctimas han sido capturadas a través de estas plataformas de comunicación, pues en algunos casos les ofrecen becas, trabajos en el extranjero, prestaciones laborales muy elevadas.

Pero a pesar de todo esto, la cifra de trata de personas es muy baja porque existen pocas denuncias.

Para dimensionar el poder de este delito, es el tercer negocio ilícito más redituable del mundo, después del narcotráfico. A nivel internacional más de 27 millones de personas han sido víctimas.

Las ganancias de esta actividad reportan entre 10 mil y 30 mil millones de pesos a nivel mundial, mientras que México ocupa el quinto lugar en este delito de acuerdo con información de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here