Hora Cero

Policías asesinados

Luis Alberto Romero

La nota fue difundida por el periódico Excélsior y consigna las agresiones mortales contra policías en nuestro país; durante el primer semestre del presente año han ocurrido 210 asesinatos contra elementos de seguridad.

El medio retoma la información de la organización no gubernamental Causa en Común.

Cinco entidades, de acuerdo con la fuente, tienen el mayor número de casos: Guanajuato, Jalisco, Guerrero, Veracruz y Estado de México, donde se cometieron 54 de cada 100 homicidios contra elementos policiacos.

Causa en Común es una organización integrada por investigadores, asociaciones civiles y ciudadanos; revela que en el periodo evaluado, primer semestre de 2018, la mayoría de los casos corresponden a elementos caídos en cumplimiento de su deber y que las agresiones se cometieron en estados con presencia de la delincuencia organizada.

Guanajuato tuvo 34 asesinatos contra policías en el citado periodo; a esa entidad le siguen Veracruz y Guerrero, con 22 homicidios; Puebla, con 20; y Estado de México, con 18.

Cada uno de esos casos encierra la historia de un elemento de seguridad y también de una familia que ha quedado en el desamparo. Lamentable desde cualquier punto de vista.

En el caso de Veracruz, Causa en Común recordó a los dos oficiales caídos en 31 de marzo en Amatlán de los Reyes; a los seis que murieron por asfixia durante un motín en el penal de La Toma; y a los cuatro que perdieron la vida el pasado 11 de julio en Tezonapa, además de otros hechos ocurridos en Veracruz y Santiago Tuxtla.

Para colocar en perspectiva, en el primer semestre del presente año hubo más asesinatos de policías en Veracruz que en Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Coahuila, Durango, Zacatecas y Tamaulipas juntos.

Lo peor es que el ritmo de fallecimientos de elementos de seguridad va en aumento.

En un comunicado del pasado 18 de junio, la organización mencionada apunta que “cada asesinato en nuestro país representa una tragedia, pero resulta particularmente ominoso que las autoridades permanezcan inmóviles frente al asesinato de aquellos que tienen encomendada la seguridad de la ciudadanía”.

Causa en Común exigió que los gobiernos federal y locales “se coloquen a la altura de su mandato y empleen todas sus capacidades para dignificar la función policial, para mejorar sueldos y prestaciones, para brindar la capacitación mínima indispensable a… policías, y para asegurar que cuenten con las condiciones materiales y de equipamiento que les permitan realizar sus funciones”.

En cuanto al caso de Veracruz, las estadísticas de los policías víctimas de homicidio definen a la perfección la realidad de un estado donde la delincuencia la crecido en la última década de forma alarmante.

Durante los gobiernos estatales encabezados por Fidel Herrera y particularmente Javier Duarte, la incidencia delictiva se disparó en Veracruz; y todavía hoy, con la administración de Miguel Ángel Yunes, se observan elevadas cifras de homicidio doloso y secuestro. Es cierto que en el último año se ha observado una mejora en la materia, pero la entidad está muy lejos de regresar a los niveles que registraba hace 15 años.

Al final, esperemos que la cifra de policías caídos no siga en ascenso y que quien atente contra un elemento de seguridad en nuestro país y en Veracruz sea castigado porque, lamentablemente, en un alto porcentaje de casos no se logra detener a los autores. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here