Amenazan estudiantes con tomar camiones y manifestarse si suben precio del pasaje

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- Tomar autobuses y manifestarse en las calles, serán algunas de las movilizaciones que realizarán los estudiantes en el estado de Veracruz, tras los anuncios de aumento de pasaje en zonas urbanas.

Y es que existe la posibilidad de que los descuentos a estudiantes, ancianos y discapacitados sean eliminados al ser modificadas las tarifas que pasarán de nueve a 11 pesos.

A decir del líder fundador de la Confederación Estatal de Jóvenes y Estudiantes de Veracruz (Cejev), Isidro González Valerio, son decisiones que estarían obligados a tomar por las advertencias de las modificaciones del pasaje.

Será a partir del 20 de agosto cuando se inicien las movilizaciones; primero será en la ciudad de Xalapa, donde pretenden tomar los camiones de transporte público para exigir a los concesionarios y al Gobierno del Estado de Veracruz tarifas preferenciales.

En Orizaba algunos camiones ya subieron el precio del boleto a diez pesos, incluso ya no respetan los descuentos a los estudiantes, situación que ha comenzado a generar descontento a los usuarios, aseguró González Valerio.

“Siempre en temporada de vacaciones los transportistas aprovechan para subir el pasaje porque como no hay movimiento estudiantil entonces al comenzar las clases a varios los agarra por sorpresa”, relató el integrante de Cejev.

Dijo que diversos grupos de estudiantes se han comunicado para dar a conocer sus descontentos y han optado por manifestarse y tomar los autobuses para presionar a que se ajusten las tarifas a favor de los alumnos.

En el año de 2014, esta organización salió a las calles y detuvo a los camiones de transporte público y pegaron anuncios con los precios de las tarifas autorizadas por la Dirección General de Tránsito y Transporte del Estado (DGTTE) que era de nueve pesos normal y 5.50 con descuento.

Estas movilizaciones se llevaron a cabo en abril hace cuatro años, los estudiantes se manifestaron para presionar a las autoridades estatales, en aquel entonces al gobierno del priista Javier Duarte de Ochoa.

Dentro de diez días comenzarían las protestas y así exigir al Gobierno Estatal no afectar a los usuarios con las alzas del pasaje y pedir que las empresas de autobuses que no cumplan con los descuentos sean sancionadas en caso de que no cumplan con los cobros preferenciales.

Compartir