Contaminación por metales provoca mortandad de lagartos y manatíes; alarma en Tabasco y sur de Veracruz

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-El Instituto Tecnológico de Boca del Río determinó que la mortandad de peces, serpientes, lagartos y manatíes en la Reserva de la Biosfera de los Pantanos de Centla, Tabasco, se debe a la alta contaminación por la concentración de metales.

En esa población, recientemente aparecieron animales muertos, lo que generó preocupación de los habitantes quienes buscaron explicaciones sobre el acontecimiento al cual califican como uno de los más críticos por la gravedad de la situación que comenzó a presentarse desde el 09 de mayo (2018).

Los lugareños han buscado apoyo en instituciones y asociaciones civiles de la entidad veracruzana, al considerar que los mantos acuíferos de este territorio y de las cuencas como Grijalva y Usumacinta también podrían estar en peligro.

Hasta el momento han calculado la muerte de 50 manatíes, así como víboras, peces y hasta lagartos los cuales a través de recorridos se pueden observar como flotan los cadáveres, relata Gisela Flores, de la Red Indígena de Turismo en México (RITA).

Entre 30 y 50 manatíes, además de serpientes, lagartos y peces han muerto en las últimas semanas en los Bitzales, municipio de Macuspana, Tabasco, por una presunta contaminación del agua.

Pero no sólo ha afectado a las especies marinas, también a los pobladores, principalmente niños quienes tienen escoriaciones en espalda, brazos y rostros.

El estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Boca del Río arrojó que el agua tomada como muestra en la zona de Naranjos y Bitzales, muy cerca de la Reserva de la Biosfera de los Pantanos de Centla presenta una alta concentración de metales pesados.

Enlistó que estas aguas contienen cadmio, plomo, aluminio, mercurio y manganeso, los cuales no sólo afectan a la fauna y flora del lugar sino también a las personas que entran en contacto con el líquido.

Pero este informe ha sido rechazado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la cual a través del Laboratorio ABC Química, Investigación y Análisis, (ABC Analitic), una institución aprobada por la dependencia federal, presuntamente confirmó que no había toxicidad en el agua de esta área de Tabasco.

Sin embargo sí reconocen que resulta extraña la muerte de los animales y en grandes cantidades que ya han alarmado a las poblaciones tanto de Tabasco, como del sur en el estado de Veracruz.

Las familias también han culpado a la red de tuberías de Petróleos Mexicanos (Pemex), de quienes dicen podrían ser las causantes de la contaminación por la falta de mantenimiento de la infraestructura, la cual permanece en el abandono.

El último informe de la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de su titular, Rafael Pacchiano Alamán, ha llevado a la hipótesis de que la muerte de los manatíes se debe a una combinación de falta de lluvias con altas temperaturas

No obstante, los pescadores tabasqueños han expuesto que en la zona hay viejas peras de Pemex, las cuales ante la falta de operación y mantenimiento, podrían haber sido las causantes de la contaminación en el cuerpo de agua.

La Red Indígena de Turismo en México está impulsando una campaña para salvar a los manatíes y las demás especies ante este presunto ecocidio, que aseguran ha afectado incluso a especies más fuertes: Los cocodrilos y el pez diablo son muy resistentes a la contaminación, sin embargo también ya están muriendo”, explicó Gisela Flores.

Este fin de semana realizaron el recorrido en las cuencas tanto del estado de Veracruz como de Tabasco, para obtener nuevas muestras de agua y que sean estudiadas por el Instituto de Cardiología de la ciudad de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here