Productores de café reciben 5 pesos por kilo; culpan a grandes empresas por acaparar

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-“Soy hijo del café”, cuenta don José Cortes Laes, quien desde hace más de 50 años se dedica al cultivo de este producto.

Dice que el café va en decadencia por el acaparamiento de grandes compañías, como Nestlé.

Por cada kilogramo, actualmente los productores reciben 5 pesos; don José considera que se trata de un precio de risa porque en las empresas el kilo de café molido se ubica en 200 pesos.

Ha observado cómo en las últimas cinco décadas, la superficie destinada a este cultivo ha disminuido.

Los antiguos caficultores reconvierten su cultivo y destinan sus tierras al ganado, limón o caña.

“Es desastroso para nosotros, porque nos ha ido mal en los precios y sigue a la baja. Es un problema para los cafetaleros”, relató y dijo ser “el hijo del café”, pues fue en esos lugares donde dio los primeros pasos cuando acompañaba a sus padres a la cosecha.

Después de algunos años, también se dedicó a la producción, pero ahora sólo cosecha una hectárea, aunque se hace incosteable para subsistir, sobre todo porque tienen que combatir las plagas como la roya que dañó los cultivos.

Él es de la zona de Coatepec, donde además de la roya, también los ataca la “broca”, plaga parecida al gorgojo de maíz, además del cambio climático que trae temperaturas muy elevadas y marchitan a las plantas.

Reconoció que el café es rentable, pero los granos son acaparados por las empresas y quienes controlan los precios, que finalmente si no lo comercializan, esto se traduce en pérdidas porque se les queda la producción.

Carlos Conde Pale, otro caficulltor, contó que “los que se llevan las riquezas es la Nestlé, pues el café vale muchísimo, se compara con el petróleo, aunque eso era hace varios años”, dijo durante la entrevista en la ciudad de Xalapa, lugar a donde acudieron a protestar para que el Gobierno Federal mejore los precios del aromático.

Relata que es mucho el trabajo que tienen que realizar en el campo y finalmente se ven obligados a malbaratar la producción, incluso hay quienes tienen que migrar y por lo tanto abandonar sus cultivos o buscar opciones más rentables.

Las especies que se tienen son el borbón, arábigo, caturra “y este café es de calidad, y suele ser el mejor del mundo”, dice don Carlos Conde Pale quien tiene 80 años de edad y desde hace 70 trabaja en los cafetales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here