Hora Cero

La certificación de calidad del Cobaev

Luis Alberto Romero

El próximo 24 de agosto, el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz llevará a efecto su décimo sexto sorteo anual, mismo que contempla premios en efectivo.

En 2017, el Cobaev logró una alta recaudación con ese sorteo, y el dinero producto de la venta de boletos sirvió para la compra y distribución de mobiliario escolar en los 71 planteles de la institución; 17 mil butacas fueron entregadas en los diferentes colegios.

El Cobaev tiene una historia reciente de éxito que vale la pena retomar. En 2016, la institución contaba sólo con 37 planteles inscritos en el entonces Sistema Nacional de Bachillerato.

Hoy, el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz puede considerarse un ejemplo en el tema de la calidad educativa: tiene inscritos a sus 71 centros escolares en lo que hoy se denomina Padrón de Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior; fue la primera institución del país en alcanzar esa meta; poco después lo logró el Colegio de Bachilleres del Estado de Hidalgo, aunque aquella entidad colocó a todos sus planteles, este año, en el nivel 4, que es el de inicio.

En el caso de la institución veracruzana, en 2013 comenzó el proceso de certificación, con la incorporación de algunos planteles, menos de una decena. Para 2016, el número de centros escolares inscritos fue de 37. Este año, ya durante la presente administración estatal, el Cobaev logró inscribir a todos sus colegios en el Sistema.

No es poca cosa; de hecho, es uno de los más importantes logros de cualquier subsistema escolar. El hecho de que todos los planteles estén inscritos en el Padrón de Calidad del Sistema Nacional de Educación Media Superior evidencia un trabajo hacia la mejora continua y hacia la calidad académica.

Hoy, todos los planteles del Colegio muestran un alto nivel de calidad, al haber logrado la acreditación.

En el tema de la certificación, el Cobaev tiene 27 planteles en el cuarto nivel; 30 en el tercero; 12 en el segundo nivel; y dos, Ozuluama y Coatzintla, en el primero. Esos dos centros educativos ya se encuentran entre los mejores del país, de acuerdo con los índices oficiales; y en proceso de llegar al máximo nivel están Martínez de la Torre, Cazones, Nogales y Minatitlán.

Por otra parte, la institución ha trabajado para formar a los estudiantes bajo un perfil que les permita desarrollarse de forma exitosa; hay instalaciones dignas y el avance en infraestructura y equipamiento es evidente, lo que contribuye a ofrecer un servicio educativo de calidad.

Al mismo tiempo, el Colegio que dirige Abel Pérez Arciniega alcanzó otros logros; por ejemplo, la reducción de los índices de reprobación y abandono escolar; y la certificación y acreditación de todos sus docentes, con programas de actualización.

Dentro de los Colegios de Bachilleres de todo el país, el de Veracruz fue el primero en alcanzar el 100 por ciento de sus planteles certificados en el padrón de calidad; y considerando a todos los subsistemas escolares del estado, el Cobaev también se ubica en el primer lugar.

Esos son, en síntesis, los mayores logros del Cobaev en calidad educativa, infraestructura y acreditación; sin embargo, también hay un trabajo permanente para promover la cultura, las artes, el deporte y sobre todo el sentido de pertenencia a la comunidad, factores que algunas escuelas abandonan para centrarse sólo en la mejora académica, en el mejor de los casos.

Es el Cobaev un ejemplo de lo que se puede lograr cuando hay voluntad, disposición y capacidad para mejorar el proceso educativo. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here