Se disfrazan de trabajadores de CFE y de taxistas para delinquir

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Ladrones disfrazados de trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y conductores de taxis clonados, asaltan a transeúntes y roban en las casas del fraccionamiento “Lucas Martín” de esta ciudad.

Ahí, los vecinos para tratar de contrarrestar la inseguridad que viven diariamente, optaron por colocar portones en los accesos privados. Pero tuvieron que pasar por todos los procesos municipales para lograr la autorización.

Dijeron que viven con temor en una de las colonias más peligrosas de la capital veracruzana, ubicada en las colindancias con el río Sedeño y el municipio de Banderilla.

Al llegar a la calle Colegio Preparatorio, se observa una lona amplia que anuncia que el fraccionamiento está vigilado y además cuentan con alarma vecinal, para que la mayoría de las familias acudan al llamado para detener a los rateros.

Para avanzar en ese acceso es necesario pasar a lado de una barda larga y con una altura superior a los tres metros. No tiene revoque, sólo unas líneas amarillas. Y frente a la barda se encuentran unas 15 casas deshabitadas.

El lugar está completamente solitario y a una cuadra atraviesa el río Sedeño, lugar que en 2010 fue tiradero de cadáveres de hombres y mujeres a raíz de la inseguridad y la lucha territorial entre pandillas.

“Ese pedazo es oscuro y han asaltado a eso de las siete de la noche. Les pasa a estudiantes. Hay partes oscuras en el fraccionamiento. En la segunda sección de la unidad también han robado a las casas y a las tiendas”.

Ante el incremento de inseguridad, las familias tuvieron que instalar cámaras de videovigilancia, incluso en algunos domicilios han tenido que enrejar completamente para evitar los robos.

En algunos casos los vehículos han amanecido sobre ladrillos, porque durante las noches les son robadas las llantas, incluso han sido cristaleados y los espejos arrancados.

Hay pasillos que dirigen hacia las casas donde también han sido colgadas las lonas de advertencia en contra de los ladrones.

Una de las vecinas que caminaba para ejercitarse en compañía de su hijo, comentó la situación que atraviesan por la intranquilidad de vivir en el lugar. Por esa razón como colonos acordaron apoyarse.

“Pasa que vienen taxis y resulta que son taxis clonados, por eso es que a los ladrones les resuta fácil robar pues uno no sospecha de esas unidades”.

También, cuentan que los ladrones intentan abrir las puertas y utilizan barretas. Por esa razón optaron por colocar un portón en la privada que da hacia la Calzada Lucas Martín para proteger sus domicilios.

En esa zona, las familias se organizaron para colocar portones por la inseguridad y los constantes robos. Calculan que cada semana ocurrían hasta tres asaltos con pistola o navajas.

“Hay un portón aquí, otro allá. Los ladrones llegan vestidos como trabajadores de la Comisión Federal o vestidos con otros uniformes y así entran”, sin embargo, en una ocasión fueron descubiertos cuando ya tenían la puerta abierta de una de las 16 casas que se ubican al fondo de la calle.

Las calles se observan solitarias, la mayoría de las casas mantienen puertas y ventanas cerradas. La gente desconfía cuando observan a extraños. En las fachadas de domicilios hay decenas de lonas que las ofrecen como renta o venta, pues algunas familias han huido del lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here