La vuelta a Veracruz en un teclazo

Presidentes municipales panistas, sin norte, sin rumbo

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Esta administración estatal veracruzana está ya en su cuenta regresiva. Poco más de tres meses faltan para que las y los 64 presidentes municipales del Partido Acción Nacional (PAN), se queden sin brújula política y, en algunos casos, sin paternidad partidista.

En algunos muy particulares, como Tantoyuca, donde Amado Guzmán Avilés gobierna, que la administración pase del PAN a Morena no le causará mayor sobresalto, pues es un coto de poder de más de 20 años que tienen bajo el liderazgo del hermano mayor, Joaquín Guzmán Avilés, cobijado ahora con otros dos hermanos desde la Cámara de Diputados.

Boca del Río, con Humberto Alonso Morelli, es uno de los que mayor presupuesto recibe en todo el estado y, al depender del turismo, tampoco tendrá una transición complicada.

Problemas mayores tendrá, por ejemplo, Medellín de Bravo, donde Hipólito Deschamps Espino ha ejercido una presidencia municipal colgado de las valencianas de los Yunes. Sin ellos, se ve difícil que pueda seguir llevando el mismo ritmo en obra pública y becas que en estos 8 meses. Por el contrario, Medellín es de los que más resentirá la llegada del cambio.

El Puerto de Veracruz, con Fernando Yunes Márquez, tendrá 20 lupas encima en los más de 2 años de administración que le restan, pues al ser hijo del actual mandatario, no se descarta que el cobro añejo de facturas se quiera hacer también sobre él. A ver si aquí aplica eso de que el que nada debe, nada teme.

Los otros municipios como Martínez de la Torre, Álamo, Actopan, Coatepec, Córdoba, Cosamaloapan, Misantla, Pánuco y el resto, les dejarán las bodegas atiborradas con útiles escolares, despensas, con todos los insumos que el gobierno reparte y que aún quedaron del sexenio de Javier Duarte, pues su idea es que cuando Cuitláhuac García llegue a la gubernatura veracruzana encuentre las bodegas vacías, para que se las arregle como pueda.

Pero todo recurso es finito y por lo poco que han hecho los presidentes municipales hasta ahora, difícil se ve que le puedan sacar provecho.

Ninguno de ellos tiene tampoco las tablas para asumir el liderazgo de los presidentes municipales panistas veracruzanos, para ser un contrapeso de oposición, por lo que triste para la gente de esos municipios, lo que pueda hacerse de aquí al 2021 se ve muy escaso.

Y tampoco crea que los presidentes municipales morenistas se sacaron la lotería pues ni ellos mismos saben ahora qué rumbo tomarán sus administraciones; dicen que los carcome la incertidumbre, sobre todo la financiera, pero esa es harina de otro costal…

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here