EN LA MIRA

 

SILVERIO QUEVEDO ELOX

FIEBRE DE “BUSCACHAMBAS” EN MORENA

La fiebre MORENA en Veracruz alcanza además de los eternos simpatizantes de izquierda a militantes de todos los partidos e incluso a quienes han sido enemigos de la izquierda misma y de Andrés Manuel López Obrador en las últimas dos décadas, que sin recato alguno buscan donde colarse.

Uno de ellos es David Alejandro Macedo Santos, hijo de Rafael Macedo de la Concha -ex procurador General de la República en el sexenio de Vicente Fox- que ahora busca con desesperación integrarse al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez en el estado de Veracruz.

Está claro que en el reducido grupo al momento de Morena y el gobernador electo, este funcionario difícilmente encontrará cabida ya que en su expediente aparecen asesorías a su padre para los embates que el Gobierno de Fox cometió en contra del Presidente Electo López Obrador, lo que al momento lo tiene bajo condena política.

Por ello se le ve una y otra vez puentear, a través de amistades de la sociedad veracruzana, con el nuevo gobernador o con quienes toman las decisiones en la integración del gabinete, pero ya con la lumbre cerca, pues si un momento a otro es detectado por la “inteligencia del centro del país”, su solicitud de empleo se iría directo a la papelera.

La mayor parte de los conocimientos acumulados como abogado especialista en Derecho Constitucional y Amparo que aprendió en la Universidad Cristóbal Colón fueron empleados para colaborar con el desafuero de López Obrador cuando éste era el titular del Gobierno del Distrito Federal, en el sexenio de Fox, y quizá Macedo cree que esto pudo haberse borrrado del historial muy fácilmente.

Cercanos saben que desde la intimidad familiar aconsejó a su padre el entonces al frente de la PGR para incluir todas los elementos legales y legaloides para tundir a quien ahora, será el primer Presidente de México de la izquierda.

Pero también desde el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, el hijo del ex procurador trabajó en diversos movimientos en contra de la corriente de López Obrador y su organización, por eso a quienes ya lo tienen en la mira les suena inexplicable que ahora busque colarse en el nuevo gobierno de Veracruz.

Con animadversión a la izquierda no se explican como esté queriendo formar parte de un sistema con el que sus ideales no son compatibles, a menos de que, sospechan también, su tarea tenga que ver con un camuflaje para labores de espionaje.

En las últimas semanas David Macedo quien ha trabajado en la PGR en los últimos años y que ahora ocupa el cargo de delegado de la PGR en Querétaro, abandona su oficina cada semana para buscar entre sus amigo del Jet Set veracruzano, a espaldas del titular de la PGR, Alberto Elías Beltrán, quien lo pueda acercar cada vez más al futuro mandatario veracruzano.

Y es que el delegado destina tiempo y presupuesto para su acto trapecista que lo coloque en la nómina de un gobierno que prometió acabar con la corrupción que ponerse a trabajar en lo que le corresponde, pero además dicho gobierno al que pretende pertenecer caería en descrédito e incongruencia si contratara a personajes que se formaron en los gobiernos de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

MUY EN CORTO

PRI, QUINTA FUERZA ELECTORAL. En el Congreso de la Unión, particularmente la Cámara de Diputados, se dio el mejor reflejo nacional del desplome del partido Revolucionario Institucional tras las pasadas elecciones del 1 de julio, pasando de ser el partido en la Presidencia de la República a la quinta fuerza electoral representado en el Poder Legislativo.

Y es que de acuerdo a la aprobación de la distribución de las curules plurinominales que hizo la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE el partido tricolor se queda por debajo incluso del PES y PT, los aliados de MORENA, con menos espacios que éstos.

El recuento final de las curules quedó ya con las plurinominales con 191diputaciones federales de MORENA por 81 para Acción Nacional en segundo lugar. Mientras que PT obtuvo 61 y el PES 56.

Le sigue el PRI en la quinta posición con 45, luego Movimiento Ciudadano que fue aliado del PAN con 27, igual que PRD con 21 representantes en la Cámara Baja.

Los menores son el partido Verde Ecologista, y que fuera aliado del tricolor en casi toda la contienda en el país, con apenas 16 diputaciones mientras que Nueva Alianza alcanzó a entrar también con 2 posiciones.

Para un total de 500 legisladores que compondrán la Cámara de Diputados del orden federal entre mayoría relativa y plurinominales, mientras que en el Senado de acuerdo a la distribución el PRI es tercera posición después de PAN y MORENA.

Compartir