Universidad Veracruzana analiza efectos secundarios del ginkgo biloba

Redacción Hora Cero

Integrantes del cuerpo académico (CA) Química Biomolecular adscrito a la Facultad de Química Farmacéutica Biológica (QFB) de la Universidad Veracruzana (UV), estudian los efectos contrarios o secundarios en el consumo de ginkgo biloba, planta considerada como milagrosa en el tratamiento y prevención de enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares y de cáncer.

“Efecto de los polifenoles presentes en plantas en diferentes enfermedades”, es el tema de este proyecto de investigación iniciado el año pasado e inscrito en el Sistema de Registro y Evaluación de la Investigación (Sirei), dio a conocer Luz Irene Pascual Mathey, académica y profesora de tiempo completo de QFB.

La experta dijo que como parte de la línea de investigación individual que desarrolla: “Mecanismo de acción de plantas y alimentos”, lleva a cabo este proyecto que tiene una vigencia de dos años y en el que también participan alumnos de ese programa educativo y de áreas afines.

A la par destacó que por muchos siglos, el ginkgo biloba ha sido empleado para el tratamiento y prevención de diversas enfermedades, como el cáncer, dados sus efectos antioxidantes.

Sin embargo, reportes recientes indican que dependiendo de la etapa de desarrollo de este mal ─considerado la segunda causa de muerte después de los males cardiovasculares─, el consumo de esta planta puede tener efectos prooxidantes y promover el desarrollo del padecimiento.

La investigadora señaló que varios sectores de la población tienen la idea de que el uso de antioxidantes provenientes de productos naturales no genera algún efecto dañino en la salud, por el contrario, ayuda a prevenir y a retardar la progresión de enfermedades crónicas.

Dichos antioxidantes incluso son sugeridos en el vino, café, granos, frutas, frutos rojos, plantas verdes y a través de suplementos alimenticios.

Explicó que los polifenoles son compuestos o metabolitos secundarios obtenidos a partir de las plantas, los cuales contienen antioxidantes y se caracterizan por ser anillos aromáticos con una gran cantidad de grupos hidroxilo.

Dicha característica permite que los polifenoles tengan esa actividad antioxidante, es decir, que puedan atrapar radicales libres y que los neutralicen sin generar ningún efecto secundario en el organismo.

Comentó que los antioxidantes poseen actividad antiinflamatoria y pueden emplearse como un neutralizador de radicales libres. Es por ello que desde hace muchos años se han aplicado en el tratamiento de padecimientos neurodegenerativos.

También mejoran la cognición, la memoria, el aprendizaje y retardan la progresión de enfermedades crónicas.

Sin embargo, evidencias recientes demuestran que dependiendo de la etapa de desarrollo del cáncer, el consumo puede tener efectos prooxidantes y promover el desarrollo del padecimiento.

“En los últimos 10 años se han publicado artículos que dan a conocer que el consumo de antioxidantes puede facilitar la evolución de cáncer, de tumores y de cambios que con el tiempo ocasionan procesos cancerígenos.”

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here