AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* MOTA NO SE ‘ACALAMBRA’

Este miércoles 29, a escasas horas de perder el fuero legislativo, el diputado federal Adolfo Mota Hernández recorrió con autoridades de Vega de Alatorre la avenida principal de esa cabecera municipal, para cuya pavimentación con concreto hidráulico el ex presidente del CDE del PRI gestionó recursos por cuatro millones de pesos desde el Congreso de la Unión.

La presencia de Mota llamó la atención porque el ex secretario de Educación de Veracruz es uno de los ex funcionarios duartistas que estaría en la mira del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que, antes de que concluya esta mini administración, el ex titular de la SEV rinda cuentas ante la Fiscalía General del Estado por los presuntos desvíos de recursos que se le imputan. Tan solo entre 2010 y 2011, la Auditoría Superior de la Federación detectó anomalías en el sector educativo estatal por más de 6 mil millones de pesos, cifra que el empresario Claudio X. González Guajardo, patrono fundador de la organización “Mexicanos Primero”, citó con indignación en un evento educativo celebrado en marzo de 2014 en Boca del Río, al cual asistieron Mota y la subsecretaria de Educación Básica, Xóchitl Adela Osorio Martínez, que fue la que se llevó directamente el reclamo y cerró el sexenio pasado como titular de la SEV.

El 27 de mayo pasado, en Boca del Río, Yunes Linares advirtió: “Se han integrado muchas carpetas de investigación. Se están aplicando las normas legales. Se están solicitando las órdenes de aprehensión. Hay un número importante de órdenes de aprehensión ya ejecutadas y otras que se van a ejecutar. En algunos casos no se ha podido porque las personas tienen fuero y la Cámara de Diputados federal impidió que se (les) desaforara. Pero el 30 de agosto a las 12 de la noche pierden el fuero y seguramente la Fiscalía podrá actuar”.
Dos meses después, en julio, reiteró la misma amenaza aunque sólo se refirió al ex coordinador de Comunicación Social y al ex Tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado: “Hay procedimientos que están iniciados y que precisamente no se han podido continuar porque tienen fuero, pero lo pierden el día último del mes de agosto y continuarán, particularmente en el caso de Alberto Silva Ramos y Tarek Abdala”.
Sin embargo, amigos de Fito Mota le han expresado que no se confíe porque Yunes es impredecible y muchas veces no respeta acuerdos por anteponer sus intereses políticos o económicos personales. En el reclusorio de Pacho Viejo, por ejemplo, hay algunos ex funcionarios que creían haberse blindado a través de negociaciones con uno de los personeros más allegados al mandatario, pero éste les incumplió. Uno de estos casos es el del ex director de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, Francisco Valencia, el suegro de su sobrino Eduardo “Tato” Vega Yunes, quien a finales del sexenio duartista lo sustituyó en la CAEV.
Y es que desde principios de enero de 2017, Yunes Linares se la cantó al ex titular de la SEV. “Ni perdón, ni olvido” hacia Mota, respondió en esa ocasión a los reporteros sobre el saludo que el día anterior le había extendido al diputado federal priista en el evento del banderazo de salida a los tráileres que partieron con medicamentos a distintos municipios del estado.
Yunes aclaró que como gobernador era su deber saludar a quienes asisten a sus eventos, y que Mota lo había hecho como representante popular de una de las zonas beneficiadas con el reparto de los insumos para hospitales.
Pero el mandatario estatal del PAN comentó –aparentemente en tono de broma– que una vez que esté en la cárcel, no acudiría a saludarlo.
Sin embargo, a diferencia de otros ex funcionarios que como diputados federales no frecuentan sus distritos temerosos de la persecución penal que pesa en su contra por el presunto desvío de recursos, Adolfo Mota parece no “acalambrarse”.
¿Pues a qué santo le habrá encomendado su causa el ex secretario de Educación de Veracruz?

SUBE FERRARI SAAVEDRA
Este jueves, el doctor Arturo Zamora, secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), le entregó su nombramiento al priista veracruzano Alfredo Ferrari Saavedra como secretario de Organización del Sector Popular del PRI.
El político boqueño es un buen activo para la labor titánica que habrá de realizar el decaído priismo para recuperar la confianza del electorado en los próximos tres años.

Compartir