EN LA MIRA

SILVERIO QUEVEDO ELOX

DERROCHA EPN 60 MIL MILLONES

POR UNA ACEPTACION DEL 20%

A menos de tres meses de que termine su sexenio las cifras de popularidad del aún Presidente de México, Enrique Peña Nieto, no corresponde con el millonario gasto que realizó para promover su imagen pública.

Ayer se dio inicio, en el marco del Sexto Informe, a una serie de difusiones de mensajes donde irá desglosando su trabajo del último año de gobierno, lo que sin duda incrementará aun más el despilfarro que recientemente fue fundamentado.

Y es que según el centro de análisis e investigación Fundar; la erogación en ese rubro podría llegar a 60 mil millones de pesos, cifra que dista mucho del último reporte de Consulta Mitofsky en donde sólo el 21.7 por ciento aprueba el mandato del titular del poder ejecutivo federal.

Su calificación es la más baja que pudo obtener un presidente en vías de culminar su mandato ya que de acuerdo a la propia firma de opinión pública el ex presidente Ernesto Zedillo, no bien visto por los mexicanos, terminó con el 55.3 por ciento de aprobación, en tanto, en 2006 con Vicente Fox, el 63.2 porciento estuvo en acuerdo con su administración y en el 2012, Felipe Calderón alcanzó un 51.8 por ciento de los mexicanos a favor.

Las cifras son muy crudas y el tema no es menor si se toma en cuenta que el derroche de recursos en temas de comunicación es tan grande que ha permitido a un grupo selecto de periodistas obtener millones de pesos, como lo revela el New York Times en un artículo que fue reproducido por el semanario Proceso a mediados del mes pasado.

De acuerdo con la misma fuente, las tres principales televisoras nacionales –Televisa, Televisión Azteca y Grupo Imagen– han sido las empresas más beneficiadas por ese derroche de recursos públicos.

Pero también revela cómo en 2017, mediante el gasto en comunicación social del gobierno federal, un reducido grupo de diez periodistas acapararon la mayoría de los recursos públicos en el segmento de la publicidad oficial en internet.

Se señala que los más beneficiados en ese año, en orden descendente, fueron: José Cárdenas, Adela Micha, Rafael Cardona, Jorge Fernández Menéndez, Pablo Hiriart, Ricardo Alemán, Raymundo Riva Palacio, Óscar Mario Beteta, Federico Arreola y Joaquín López Dóriga, quienes cuentan con páginas de noticias personales o pequeños sitios informativos.

Si vamos un poco más allá los recursos que el Gobierno, que casi finaliza, destinó a comunicación social fueron ilimitados y un ejemplo fueron las coordinaciones estatales de prensa que se crearon a mediados del sexenio en las 32 entidades federativas y cuyo proyecto original era convertirlas en delegaciones federales, lo cual al final ya no se cristalizó.

Sin ahondar en los criterios como se repartió la publicidad gubernamental se aprecia que el dispendio al menos como estrategia para tener una opinión pública favorable fue otro gran fracaso del gobierno peñista.

Fallido intento por que ya no había mucho por hacer. Ni con ese proyecto ni con la derogación millonaria en el sector se podía sacar adelante a la pésima administración, cuyo resultado de hundimiento se vio reflejado en las elecciones del 1 de julio.

Y sin duda es apenas la introducción a un gran debate sobre si comprar millonarios espacios en medios de comunicación tradicionales y digitales es garantía de que la percepción ciudadana será positiva hacia el gobernante.

Será que en estos resultados y análisis perfila su nueva política de comunicación social el futuro gobierno de AMLO?

MUY EN CORTO

CINISMO DE EDEL. Como dicen en el argot coloquial, “y vuelve la mula al trigo” porque don Edel Alvarez Peña se defiende como gato boca arriba. Y afirma que la decisión de comisionar a Jueces con más de 30 años de trayectoria como ponentes en Salas que cuentan con vacancias de Magistrados, no violenta ningún precepto constitucional.

O sea que designa o comisiona jueces a su antojo para demostrar que en el Tribunal donde es presidente nadamás sus chicharrones truenan.

El funcionario ha sido por muchos años politico y por ende se sabe al derecho y al revés el librito y bajo el pretexto de que se busca fortalecer la labor jurisdiccional que lleva a cabo el Poder Judicial del Estado, quiere sorprender y dar atole con el dedo.

Va de frente contra el nuevo gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here