Piden al Ejército y la Marina en comunidades de Papantla

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- En siete comunidades del municipio de Papantla, los pobladores exigen la presencia la Secretaría de Marina (Semar) y el Ejército Mexicano para la seguridad de los habitantes quienes temen ser víctimas por la delincuencia organizada.

Aseguran que durante los últimos dos meses incrementaron las extorsiones por parte de los grupos delictivos, sin que las policías estatal y municipal puedan garantizar la tranquilidad de esta zona ubicada en el norte de la entidad veracruzana.

Las localidades en donde exigen a la Marina y Ejército son: Insurgentes Socialistas, Joloapan, Puxtla, Dos Ríos, El Corcho, Miguel Hidalgo y Valsequillo.

Cuentan los habitantes que a cualquier hora del día tocan sus puertas y reciben amenazas y de no pagar entonces serán ejecutados. Las principales víctimas son los citricultores y ahora los profesores.

El 4 de septiembre familias de Insurgentes Socialistas emitieron un oficio para pedir a las fuerzas federales para la seguridad de estas comunidades.

Se trata de un aviso urgente que dice “Ante los hechos suscitados en los últimos meses e incrementado en el último mes donde grupos delictivos organizados en comandos fuertemente armados están sembrando terror a productores del llano de Papantla en localidades citricultoras”.

En la carta exigen la presencia del Ejército y de la Secretaría de Marina; también especifican tener miedo porque han sido amenazados, tanto en sus casas como en sus negocios.

Este viernes tomaron la decisión de protestar y colocar barricadas en la carretera de Insurgentes Socialistas para evitar que los delincuentes entren a la ranchería.

Piden mayor seguridad para los pobladores de y comunidades aledañas, ya que los niveles de inseguridad han crecido alarmantemente, refirieron durante la manifestación en los límites de los estados de Veracruz y Puebla, rumbo a la región del Totonacapan.

También aseguraron que desde hace un mes que las escuelas están cerradas por el temor a que gente extraña se lleve a los niños o a las mujeres.

El índice delictivo ha crecido “y los ciudadanos ya se cansaron de pagar extorsiones que exige el crimen organizado, además, se meten a sus viviendas a robarles lo poco que tienen”.

Detallaron que tan sólo de esa comunidad, han contabilizado que diez familias han abandonado este lugar por el temor de ser víctimas de la inseguridad en estos pequeños poblados de Papantla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here