Derrames petroleros contaminan el agua en Papantla; dos mil habitantes carecen de suministro

Francisco De Luna / Hora Cero

Xalapa, Ver.-En la comunidad de Emiliano Zapata, municipio de Papantla, dos mil pobladores se quedaron sin agua, porque esta fue contaminada por los derrames de Petróleos Mexicanos (Pemex). Llevan casi una semana sin líquido y la mortandad de peces.

Los habitantes califican a este caso como un ecocidio, porque sobre el afluente se han vertido miles de litros de “aguas congénitas”, líquidos asociados al hidrocarburo en el yacimiento y que surge durante la extracción del mismo, contiene sales y metales.

De acuerdo con Gumercindo González, exagente municipal de la localidad, la empresa “Oleo Rey” concesionaria del campo petrolero “San Andrés” es la culpable de las afectaciones al entorno ecológico.

Desde el 19 de septiembre (2018) observaron cómo el derrame avanzaba en el arroyo “El Frijollilo”, única fuente de abastecimiento de la congregación, ubicada en la zona norte del estado de Veracruz.

Ahí está instalado el pozo de captación para la distribución de agua potable a las familias “desde ese día la comunidad no tiene agua y estamos comprando a las pipas”, gastos que les representa como mínimo 250 pesos a la semana.

Recuerda que desde el año 2012 a la fecha han ocurrido seis derrames de grandes magnitudes de las cuales Pemex no les ha querido responder para el adecuado saneamiento del afluente.

También refirió que hace seis años por la contaminación que provocaron los escurrimientos de aguas congénitas, se quedaron sin líquido durante un periodo de cinco meses, situación que podría ocurrir esta vez.

La más reciente, ocurrió la semana pasada y sus consecuencias han sido graves, pues las aguas contaminadas se han vertido en más de diez kilómetros del arroyuelo donde los animales acuáticos han muerto.

También la flora está cubierta por una capa color negro y los animales como aves, reptiles y han muerto, aunque una cría de nutria fue rescatada por los mismos pobladores, misma que será entregada al Instituto de Ecología (Inecol) para su resguardo.

Personal de Pemex y Oleo Rey, trabajan para hacer la contención de los escurrimientos, aunque la contaminación continúa en los más de diez kilómetros del Frijollilo, hecho que les preocupa porque podrían pasar varios meses sin agua limpia para el consumo.

“No tenemos fuentes alternas de agua. Todos los arroyos están contaminados” y con la que contaban en caso de urgencias, ahora también está sucia.

“Era Los Tejones, pero hay una fuga desde el 2015. Ya cumplió tres años el 30 de abril y que según Pemex es una emanación natural y por eso no tenemos fuentes alternas de agua en estos días”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here