La vuelta a Veracruz en un teclazo

Agustín Andrade Murga y su búsqueda por el PAN veracruzano

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Ahora que el Partido Acción Nacional (PAN) ha iniciado su proceso de renovación de la dirigencia nacional, en los estados se replica el modelo y, Veracruz, es uno de los primeros en hacerlo.

Hace unos días, Jesús Mancha Alarcón presentó su renuncia a la presidencia del Comité Directivo Estatal para contender, de nueva cuenta, en “igualdad de condiciones”, por lo que la suplencia la ocupa el ex regidor xalapeño, Omar Miranda.

Pero, aunque el ex diputado local creía que iría solo, en caballo de hacienda, le salió contrincante: el ex regidor porteño, Agustín Jaime Andrade Murga, quien estaba desaparecido de la escena mediática desde hace muchos años.

Ingeniero de profesión fue regidor en el Ayuntamiento de Veracruz con José Ramón Gutiérrez de Velazco. Trabajó dos años en la Comisión Nacional del Agua (Conagua), y ha mantenido su propio negocio en el ramo de la ingeniera sanitaria.

En marzo de 2016 presentó un juicio para la protección de los derechos político-electorales en contra de la convocatoria para la elección de candidatos a diputados locales. Años antes, en 2010, se había inconformado por la elección interna a la presidencia municipal porteña.

Ahora lo acusan de nueva cuenta de estar pagado para golpetear al partido, a fin desestabilizar el proceso interno en el estado.

Pero él, a través, de una serie de tweets, como por ejemplo “Vamos por el PAN humanista y demócrata en Veracruz, ya basta de mentiras, somos la única propuesta libre de Monarquías”, afirma que urge recomponer el camino del PAN en el estado.

Pero Mancha la tiene complicada, no porque Andrade Murga sea un excelente candidato, sino por los escándalos de corrupción que viene arrastrando. Alguien que aprovechó sus influencias como diputado local para colar a su familiar como el primero de la lista de espera de donación de un riñón en el IMSS, le puede entrar sin problemas a la opacidad de los contratos de obra pública.

Lo cierto es que hoy, para mala fortuna del panismo veracruzano, no hay mucho de dónde echar mano; los valores y fundamentos que le dieron vida a Acción Nacional, hace mucho que fueron olvidados. Que quede el menos peor.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here