La vuelta a Veracruz en un teclazo

Las ciudades veracruzanas, sin cronistas

Por Yamiri Rodríguez Madrid
El papel del cronista es vital en la sociedad, pues es quien recopila la historia local de sus municipios o ciudades; sin embargo, son pocos los ayuntamientos que les dan la importancia que merecen.
En 2006, se modificó que la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Veracruz a fin de estipular que el nombramiento del cronista municipal recaiga en la persona que cuente con prestigio en los aspectos históricos y culturales del municipio; establece también las facultades y obligaciones del cronista así como que puede ser removido por el incumplimiento de sus obligaciones, el cambio de residencia o la renuncia y que los Ayuntamientos podrán acordar una remuneración económica equiparable a una jefatura de área para el cronista, así como otorgarle los apoyos materiales y de operación para el debido desarrollo de sus funciones.
Pero, desafortunadamente, en el caso del Estado de Veracruz, de los 212 ayuntamientos solo un muy pequeño número tiene su cronista, como Xalapa, con el profesor Vicente Espino, Misantla y el Puerto de Veracruz, por mencionar algunos.
Peor aún es que los jóvenes no están interesados en convertirse en cronistas, por lo que se corre el riesgo de que parte de las historias municipales se pierdan.
Si bien hay ayuntamientos muy antiguos, como por ejemplo el propio puerto, que está a punto de cumplir sus primeros 500 años, hay otros de muy reciente creación como San Rafael y Santiago Sochiapa, en donde el papel del cronista es vital.
A casi 10 meses de la llegada de los nuevos presidentes municipales, muchos no han hecho los nombramientos, por ende, incumplen con la ley; los han dejado de lado como si no tuviera importancia, por eso urge que, por un lado, a través de las asociaciones ya existentes, se comience a despertar el interés por los jóvenes por esta actividad, pues existe el cliché de que el cronista debe ser una persona ya muy mayor.
Pero más importante aún es que el Congreso haga valer la ley y haga un extrañamiento a los ayuntamientos incumplidos pues, quien no conoce su historia, está condenado a repetirla.
@YamiriRodriguez

Compartir