La vuelta a Veracruz en un teclazo

Kirsch, el apestado

Por Yamiri Rodríguez Madrid
Hace poco más de tres años, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) celebraba que uno de sus pocos candidatos logró el triunfo en las urnas como diputado local en el distrito de Poza Rica: se trataba del doctor José Kirsch.
Hoy, como dice la canción, cómo han pasado los años y cómo ha cambiado la vida, tan es así que ayer, públicamente, la dirigencia del Sol Azteca se deslindó públicamente de él, luego de que fue el impulsor de la llamada Ley Antimemes.
Justo la semana pasada, el 27 de septiembre, los 40 diputados locales veracruzanos que asistieron ese día a la sesión, aprobaron en su totalidad imponer de seis meses a dos años de prisión, y hasta cien días de trabajo a favor de la comunidad, a quien, utilizando cualquier medio de comunicación digital, difunda información lesiva o dolosa de otra persona, revelando, cediendo o transmitiendo una o más imágenes, grabaciones audiovisuales o textos, que dañen su reputación o su autoestima y le causen con ello afectación psicológica, familiar, laboral o en su entorno cotidiano.
Pero la sanción a lo que llamaron “Acoso Cibernético”, causó revuelo en los medios nacionales y desató la cólera de usuarios de redes sociales pues, el meme, se ha convertido en una nueva forma de expresión, emanada de la propia gente. Como el ambiente se estaba calentando, este lunes tuvo que salir el gobernador Miguel Ángel Yunes a calmar las aguas y decir que vetaría lo que los twiteros llamaron Ley Antimemes.
Lo curioso es que la ley la promovió su partido aliado, el PRD y, ni los panistas se opusieron y, los activistas de redes que tienen ambos partidos estuvieron calladitos, calladitos, por lo que más pareciera que la aprobaron como para medirle el agua a los camotes…nada más que la olla les hirvió.
Un día después sale Jesús Velázquez Flores a anunciar que desde hace poco más de un mes José Kirsch ya no era parte de la fracción del PRD, por lo que se deslindaban de todo lo que el diputado presentara. Entonces, ¿por qué en su momento el propio galeno no se declaró independiente? ¿por qué no salió el líder estatal a rueda de medios a anunciar que cada día eran menos perredistas en el Congreso?
Hoy argumenta que José Kirsch no ha presentado su renuncia al PRD de manera formal, que existe un procedimiento sancionador ante la Comisión Jurisdiccional nacional del partido, contra los funcionarios y representantes populares que llegaron respaldados por este partido, pero que decidieron no apoyarlo, por lo que el Comité Ejecutivo Estatal se encuentra dando seguimiento y a la espera de que se emitan las resoluciones que correspondan.
Lo cierto es que no es la primera vez que se intentan regular las redes sociales. Lo hizo Javier Duarte en su momento y Omar Fayad, hoy gobernador de Hidalgo lo intentó proponer como legislador, pero tras la tunda en redes, desistió.
Por eso pareciera que el Congreso quería dejar, con la venia del señor, un precedente de que en Veracruz sí se pudo meter en cintura a los twiteros, nada más que les falló.
¿Sería una ideota que se le ocurrió al oriundo de Poza Rica o lo aventaron de kamikaze? Más parece un sacrificado que un ocurrente legislador.
@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here