Protagonistas del 68 compartieron experiencias

José Luis Couttolenc / UV

Como parte de las Jornadas Académicas “De Tlatelolco a Ayotzinapa. Un paso adelante y tres atrás”, que organiza la Universidad Veracruzana (UV) en coordinación con el Ayuntamiento de Xalapa, protagonistas del movimiento estudiantil de 1968 en esta ciudad compartieron sus experiencias el lunes 1 de octubre, en la Sala de Cabildo del recinto municipal.

Jorge Ortiz Escobar, Ricardo Corzo Ramírez, Carmen Blázquez Domínguez, Jesús López Rosas, Rafael Fernández de la Garza, Romeo González, Juan José Rodríguez Prats y Ernesto Fernández Panes, moderados por Esther Hernández Palacios, coordinadora de la Unidad de Género de la UV, hicieron una reconstrucción de la memoria del movimiento, así como de su participación, vivencias y experiencias que, dijeron, “fueron en un movimiento no exclusivo de México ni de Xalapa, sino a nivel mundial y su objetivo fue cultural, sociopolítico y libertario, ésa fue la esencia del fenómeno mundial”.

Consideraron que fue ésta la primera expresión, y única del siglo, contra todo sistema autoritario; “el 68 se adelantó a la caída del muro de Berlín y a muchas otras cosas, se adelantó porque no se puede ni debe permitir que al ser humano se le prive de la libertad de expresión, sea a nombre del partido que sea, de la ideología y de cualquier religión”.

Fernández Panes apuntó que reunirse año con año durante cinco décadas, “no es para hacer evocaciones y quedarnos en el pasado, sino para reflexionar sobre lo vivido”; reiteró que el del 68 fue un movimiento libertario, “no de los comunistas, porque la gran masa era de personas sin partido, sin ideología pero con una visión antidictadura, ya que las fuerzas políticas que éramos clandestinas (Partido Comunista y troskistas) no teníamos posibilidades de hacer una política más abierta”.

En algo más que coincidieron los ponentes fue en subrayar que “aún quedan muchas historias por descubrir relacionadas con el 68”.

Al término de las exposiciones, algunos asistentes expresaron su reconocimiento a los participantes del conversatorio, dijeron que como jóvenes sólo saben de ese movimiento por lo que han leído en libros y otras publicaciones, sólo conocen lo que interesa a otros que conozcan, pero es muy gratificante y aleccionador escuchar a quienes participaron en él y sufrieron en carne propia las represiones y el encarcelamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here