Estudiante de Agronomía de UV elabora catálogo de plantas medicinales

Alma Celia San Martín / UV

Enrique López Avilés, estudiante del octavo semestre de la Licenciatura en Ingeniería en Agronomía de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (FCBA) de la Universidad Veracruzana (UV), elabora un catálogo de plantas medicinales que se cultivan en la sierra de Otontepec.

El joven universitario explicó que realizó su servicio social en la estación de la Fundación “Pedro y Elena Hernández”, en donde varias especies de plantas aún no han sido clasificadas por su uso medicinal. Por ello, y con apoyo del médico tradicional Doroteo Hernández Santiago, lleva a cabo este proyecto que será su trabajo recepcional para graduarse como ingeniero agrónomo en la FCBA.

Comentó que la elaboración del catálogo surgió porque el médico tradicional de la región utiliza plantas para curar a los enfermos, muchas personas desconocen el nombre y el uso medicinal de las mismas, aunado a que algunas especies ya no se encuentran en la región o están en peligro de extinción.

El catálogo servirá para conocer las propiedades y beneficios de cada planta y cómo a partir de éstas se preparan té y/o infusiones que ayudan en el tratamiento del enfermo.

López Avilés explicó que en la región existen entre 140 y 150 plantas medicinales, las cuales ya han sido catalogadas y son utilizadas para padecimientos comunes como: diarrea, gripe, dolores estomacales y estreñimiento, entre otras enfermedades.

“Ahora que he estado trabajando con don Mateo, siempre me dice que nosotros tenemos a la mano la naturaleza. Para aliviar el dolor de cabeza, a unas hojas de orcajuda les pone aguardiente y las amarra a la cabeza; para la diarrea, pone a hervir hojas de chacloco y se toman tres tazas. Toda la medicina la tenemos en la naturaleza, en el medio ambiente y no la aprovechamos.”

Sobre el avance que lleva del catálogo, explicó que está concluyendo la segunda etapa. En la primera recolectó información de todos los remedios a través de entrevistas al médico tradicional para conocer cuáles son las propiedades de cada una de las especies que utiliza y cómo prepara los medicamentos, así como su nombre y su ubicación dentro de la estación.

El siguiente paso será fotografiar las hojas, el tallo y las flores de cada planta, con el propósito de conocer cuáles de ellas son originarias de la región.

Explicó que le tomará medio año más terminar el catálogo porque además de la recolección de información está buscando artículos de cada planta, citas bibliográficas, de personas que han experimentado con las mismas especies en otros países, para usos medicinales o para otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here