La vuelta a Veracruz en un teclazo

¿Y ahora qué le hacen a la basura?

Por Yamiri Rodríguez Madrid

En un problema social puede desembocar la disposición final de los residuos sólidos de Xalapa pues, con la disputa que hoy hay sobre su paradero, en la localidad de Pinoltepec, en el municipio de Emiliano Zapata, hay mucha molestia, pues ya no quieren más basura ahí.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Fiscalía Especializa en Delitos Ambientales y Contra los Animales (Fedayca), clausuraron esta semana el relleno sanitario del Tronconal, por un supuesto mal manejo de los residuos lixiviados, que operaba la empresa Proactiva, y que derivó en contaminación a un afluente del Río Sedeño.

El argumento dado es que las celdas donde se depositaban los residuos, y toda la instalación, estaba a punto de colapsar y, aun con eso, la pasada administración municipal y el Congreso Local le ampliaron el contrato por otros 15 años, con un pago mensual de 2 millones de pesos.

Lo cierto es que fue Reynaldo Escobar Pérez, quien como Presidente Municipal de Xalapa hizo la inversión más fuerte hasta ahora en las celdas del relleno sanitario y, en su momento, se habló de un tiempo de caducidad.

Nadie se puede decir sorprendido pues, tanto en este, como en cualquier otro relleno sanitario, es necesario invertir, dado que las estructuras tienen un tiempo de vida útil, una caducidad y, cada administración municipal la ha ido postergando.

Ante la cantidad de basura que genera la capital veracruzana, un kilo diario en promedio por persona, multiplicado por el número de habitantes, en unos pocos días Xalapa estaría ahogado en sus propios desechos.

Intentaron entonces solucionar el problema mandando la basura con una empresa coatepecana denominada Ecoxal, la que cobraría 400 pesos por tonelada, pero solo un día se vio a los camiones recolectores del ayuntamiento de Xalapa enfilarse hacia Tuzamapan, pues Coatepec carece de relleno, incluso, en pasadas administraciones, se llegó a tirar la basura en el terreno del ex recinto ferial.

Ahora se trabaja con la empresa Mereco, la cual los llevará a Pinoltepec pero, allá, la gente ya no quiere más basura.

En redes sociales los pobladores acusan que no ven un solo beneficio pues, la única carretera que les construyeron fue en los tiempos del fidelato y, nunca más, le volvieron a dar mantenimiento. La comunidad se asentó antes que el relleno y, además del apeste en épocas de calor, también pululan las moscas, por lo que son proclives a enfermedades.

En un punto tiene mucha razón el ayuntamiento xalapeño: es momento de que en casa comencemos a separar nuestra basura. Muchos no lo hacen bajo el argumento de que en el camión o en el basurero se revuelve, pero eso no es válido. Si usted guarda sus residuos orgánicos en una bolsa del congelador no tendrá el apeste. El cartón, el plástico, el papel, pueden estar en un rincón de la casa sin molestar hasta que pase la basura, hasta que se lleve al centro del recicle, hasta que se regale a la gente que vive de eso.

Con este problema que hoy tiene Xalapa es momento de cambiar el chip de los ciudadanos y comenzar a tomar conciencia.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here