Necesario, acabar con la corrupción en Tránsito del Estado, opina aspirante a esa dependencia

Andrés Salomón Pérez

La prioridad que debe atenderse en la dirección general de Tránsito del Estado es acabar con la corrupción de elementos; terminar con la concesión del servicio de grúas y a través de teléfonos inteligentes mantener control de taxis desde el conductor hasta su unidad, afirmó el aspirante a ese cargo en la próxima administración, David Castro Carrera.

Señaló que en un lapso de seis meses realizaría la limpia en la dependencia y se pondrá orden en el servicio de taxis, para evitar que se cometan delitos que afecten a los ciudadanos.

En torno al servicio de grúas, detalló que serán utilizadas única y exclusivamente para movilizar unidades que no puedan circular o sean detectadas personas manejando bajo los influjos del alcohol.

Asimismo, señaló que tiene el respaldo de varias organizaciones de transportistas para que esté al frente de esa dirección.

Compartir