El municipio de Emiliano Zapata no tiene dónde tirar sus 52 toneladas diarias de basura

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-El municipio de Emiliano Zapata, al igual que Xalapa no tiene dónde depositar las 52 toneladas de basura que generan diariamente, informó el alcalde, Jorge Mier Acolt.

Y es que el ayuntamiento enviaba los desechos al relleno sanitario de El Tronconal de la ciudad de Xalapa, pero luego de haber sido clausurado el 1 de octubre por la Procuraduría de Medio Ambiente (PMA), se quedaron sin lugar para depositar los desechos.

Además, habitantes de la localidad de Pinoltepec, rechazaron la reapertura del relleno sanitario que habría de operar la empresa RCV Mareco, autorizado por la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), la procuraduría estatal del Medio Ambiente y la LXIV legislatura local.

Pero de manera temporal, las autoridades municipales envían los desechos a Puerto Rico, municipio de Coatepec, a la empresa Eco-Xal la cual opera como un área de transferencia de donde es llevada al puerto de Veracruz.

El caso se complicó porque Xalapa al no tener dónde tirar la basura optó por llevarla a Emiliano Zapata, lo que generó inconformidad de los pobladores y finalmente fue bloqueado el acceso de los camiones.

A partir de ese momento el municipio tuvo dificultades en materia de Limpia Pública, pues se le cerraron ambos rellenos sanitarios, aunque por último en reunión con ciudadanos la noche del martes presionaron a las autoridades municipales para que no aceptaran el funcionamiento del basurero.

“Emiliano Zapata genera alrededor de 50 ó 52 toneladas, y nosotros no tenemos convenio con Mareko. El convenio era con Xalapa, pero le cierran a Xalapa y nos cierran a nosotros, nos pusieron en situación difícil”, dijo el alcalde.

Recordó que el Consejo Municipal el cual estuvo a cargo del gobierno del 1 de enero 2018 al 31 de julio del mismo año se encargó de hacer los tratos con el Ayuntamiento de Xalapa para tirar la basura en El Tronconal.

En julio del 2015, el relleno sanitario de Pinoltepec generó problemas al medio ambiente porque hubo una fuga de lixiviados en las lagunas concentradoras y fue clausurado por la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA).

La empresa Constructo operó durante 11 años a ese basurero el cual está asentado en un terreno con extensión de 16 hectáreas y fue construido en el año de 2004 cuando fue alcalde el priista Leonardo Retureta Salas y gobernador, Miguel Alemán Velasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here