Derrame de petróleo en ZN afecta un arroyo, un río y 20 hectáreas de naranjales; nadie hace nada

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- El derrame de petróleo en Tihuatlán ha contaminado 35 kilómetros del arroyo “Totolapa” el cual descarga en el río “Cazones” y a su paso afecta al entorno ecológico de este municipio ubicado en la zona norte del estado de Veracruz.

El líder de citricultores en Tihuatlán de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Sergio Ruiz Valencia, indicó que el derrame procede posiblemente de la ruptura de un ducto de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex).

Calculan que en el ejido Emiliano Zapata mejor conocido como “La Bomba” son en promedio 20 hectáreas de naranjales las que están en riesgo de ser alcanzadas por las manchas de hidrocarburo.

La fuga comenzó desde el día 14 de octubre “se salió de control y contaminó al arroyo Totolapa. Contactamos a los funcionarios municipales de Tihuatlán para que hicieran el levantamiento de datos”.

Ruiz Valencia dijo que primero deberán de conocer los impactos ambientales que ha generado el derrame con la flora y fauna así como tener información de cuántas comunidades han sido afectadas por el hidrocarburo.

Ante la urgencia para que Pemex se haga cargo de las remediaciones, los vecinos de la comunidad de La Bomba, advierten que a partir de este lunes se organizarán con la finalidad de bloquear la carretera.

Será una manera para presionar a la empresa y autoridades locales así como a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) porque los campesinos señalan pérdidas a causa del derrame.

“De la Bomba a Quirasco son aproximadamente diez kilómetros. Pero desde su origen y hasta el río Cazones calculamos que son 35 kilómetros del recorrido del hidrocarburo”, precisó el dirigente campesino.

Temen que por las lluvias, el afluente se desborde y a su vez expanda las manchas de petróleo entre los naranjales del municipio de Tihuatlán donde han sido testigos de los escurrimientos.

Compartir