Hora Cero

Las posiciones del Altiplano en Veracruz

Luis Alberto Romero
Desde hace al menos dos o tres semanas ha trascendido el inminente nombramiento de José Luis Lima Franco en la Secretarías de Finanzas y Planeación del gobierno estatal que encabezará Cuitláhuac García Jiménez.
El personaje, aparentemente ajeno a la clase política veracruzana, se desempeña en la Sub administración de Ingresos de la Subdirección de Administración Tributaria de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México. Sin embargo, es originario de la entidad y estudió Economía en la Universidad Veracruzana.
Es autor del libro “El financiamiento otorgado al sector privado: el papel de las cajas de ahorro en México y Alemania en el periodo 1994-2000”.
El próximo secretario de Finanzas de Veracruz estaría vinculado a tres personajes encumbrados en la política nacional: el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador; el futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, y sobre todo estaría muy cerca de Carlos Urzúa, quien será secretario de Hacienda y Crédito Público en el gabinete federal.
A diferencia de otros nombramientos en el próximo gobierno estatal veracruzano, Lima Franco carece de una relación cercana al gobernador electo; su llegada sería una recomendación y/o petición directa del equipo de López Obrador.
Nos dicen que no sería el único caso de un secretario que llegue al cargo con la bendición presidencial; en ese mismo escenario estarían quienes llegarán a dos espacios de primerísimo nivel: la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado.
En el primer caso, el nombramiento del próximo jefe de la policía estatal recaería en un cercano al equipo de López Obrador, dada la inexperiencia del gobernador electo en temas de seguridad pública y estrategia policial.
Otro espacio del gobierno estatal que sería reclamado, por así decirlo, por el Altiplano es la Fiscalía General del Estado, donde despacha Jorge Winckler Ortiz.
El abogado de las confianzas de Miguel Ángel Yunes no sobrevivirá, nos comentan, al cambio en la administración estatal y sobre todo a la próxima mayoría de Morena en el Congreso Local.
Esas serían las tres posiciones del presidente electo en el gobierno que habrá de encabezar en Veracruz Cuitláhuac García Jiménez; y de esa forma se explicaría el retraso en dos de esos tres nombramientos, Sefiplan y SSP. En el caso del futuro fiscal, el gobierno de Morena tendrá que esperar a que Jorge Winckler deje el cargo por iniciativa propia o bien “lo renuncien” desde la Legislatura.
El gobernador electo ya adelantó algunos nombres de quienes le acompañarán en el gabinete; probablemente el nombramiento más destacado ha sido el de Éric Cisneros Burgos en la Secretaría de Gobierno; con García Jiménez, Ernesto Pérez Astorga ocupará la Secretaría de Desarrollo Económico; Xóchitl Arbezú Lago, la de Turismo; Roberto Ramos Alor, la de Salud; Esteban Ramírez Zepeta, la Oficina de Programa de Gobierno; María Guadalupe Argüelles Lozano será la secretaria del Trabajo; Eduardo Cadena, de Desarrollo Agropecuario; Guillermo Fernández Sánchez, de Desarrollo Social; Elio Hernández Gutiérrez, de Infraestructura y Obras Públicas; y Silvia Alejandre Prado, de Cultura.
Entre los nombramientos que faltan se encuentran los de las Secretarías de Educación y de Medio Ambiente, la Contraloría, Comunicación Social, Seguridad Pública y Finanzas, aunque estos últimos dos casos ya se habrían definido en función de la recomendación del equipo de López Obrador, que buscaría tener control de dos áreas delicadas: la seguridad y el manejo de los recursos. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here