La vuelta a Veracruz en un teclazo

¿Diputados o fantoches?

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Tras la instalación de la LXV Legislatura veracruzana, quien dio la nota fue el flamante diputado Eric Iván Aguilar López, del Partido del Trabajo (PT).

Ataviado en un chaleco rojo, llegó acompañado al recinto legislativo de mariachis, donde se aventó un palomazo y luego, cuando la prensa lo quiso entrevistar, la hizo hasta de standopero, pues a manera de chiste pidió tocaran las golondrinas mientras el entraba al Congreso del Estado porque ya se van, y hasta aplausos reclamaba al público.

El problema no es lo feo que canta, ni cuáles son las aficiones de cada una de las diputadas y diputados locales, sino que no tienen en el foco cuál es su función a partir del 5 de noviembre. Si quisiéramos un diputado cantador, ya Vicente Fernández se hubiese enquistado en la Cámara como Manlio Fabio Beltrones o Emilio Gamboa Patrón.

Este joven, que supuestamente llega a representar a la gente de Misantla, da la nota nacional por una bufonada, en lugar de llegar con una agenda legislativa propia, no la de campaña que era la misma de Andrés Manuel López Obrador, dejando al descubierto que de legislar no tiene la mínima idea. Basta echarles un ojo a sus redes sociales para ver su protagonismo.

Ya en campaña lo habían criticado por algunas absurdas promesas que hizo como dar más becas a jóvenes, sin saber el monto del presupuesto o de qué rubro las sacaría, así como que el no contar con experiencia laboral no sea requisito para ser contratados. Seguro en empresas como Tenaris Tamsa encantados le aplaudirán su propuesta.

Dice que hace historia porque es el más joven de las legislaturas veracruzanas, pero ni juventud ni madurez garantizan un trabajo digno en el Congreso. Más le vale a este neodiputado empaparse del tema y ponerse a trabajar, en lugar de andar cantando las rancheras. Ojalá que con la misma destreza magistral con que se sabe las canciones, conociera las leyes, iniciativas y códigos que hay en el estado, que es con lo que va a tener que trabajar.

No hay que confundir la gimnasia con la magnesia, ni el hacer política con un aire fresco y renovado, con fantocherías.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here