La vuelta a Veracruz en un teclazo

Después de Winclker, ¿Edel?

Por Yamiri Rodríguez Madrid
Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar y eso es exactamente lo que debería hacer el presidente del Poder Judicial del Estado de Veracruz (PJEV), Edel Humberto Álvarez Peña, tras el pleito que se ha desatado entre el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el fiscal general, Jorge Winckler, por su permanencia en el cargo.
Edel Álvarez Peña llegó al Tribunal Superior de Justicia por azares del destino, pues si bien fue un gobernador priista quien lo hizo magistrado, el 1 de diciembre de 2016, en el inicio del yunismo, lo nombraron presidente de dicho poder.
Las críticas hacia su persona han sido muchas, desde que es compadre del gobernador Miguel Ángel Yunes hasta que carece de carrera judicial, a diferencia de sus compañeros magistrados.
Lo peor fue cuando intentó imponer, hace unos cuantos meses, a jueces y magistrados a modo que, como él, no gozaban de un reconocimiento en el ámbito de los litigantes.
Si bien su cargo como presidente es hasta 2019, a como están las cosas, es difícil que Álvarez Peña pueda permanecer ahí y, en un descuido, hasta lo jubilan como magistrado, por eso mejor anda diciendo que no piensa en la reelección, como si tuviera opción.
El Partido del Trabajo (PT) asegura que es una obligación de este poder Legislativo iniciar el juicio político contra el Fiscal General, Jorge Winckler, y en el caso de proceder, aplicarle todo el peso de la ley, algo que dicen no es vendetta sino un acto de justicia. Otras voces se han sumado en los últimos días y ya hay hasta recursos legales en su contra. De aquí al 1 de diciembre el panorama de Winckler será sumamente complicado y el desenlace será, sin ser videntes, como el de su antecesor, Luis Ángel Bravo Contreras, también nombrado por 9 años y hoy residente de Pacho.
Una vez cumplido su cometido los morenistas y toda la izquierda, seguirán buscando cortar cabezas, remover a esos personajes incómodos de sus sillas y la de Edel, es una de las más próximas.
A diferencia de Winckler solo se quedará sin chamba, aunque se habrá de entretener como empresario que es. Empezará ya entonces la carrera por la sucesión en el Judicial.
@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here