La vuelta a Veracruz en un teclazo

Adiós a los soles
Por Yamiri Rodríguez Madrid

Este martes salieron los últimos ejemplares impresos de los afamados El Sol de Córdoba y El Sol de Orizaba. Después de varias décadas de estar en circulación, sus rotativas pararon.

No solo es triste, como periodista, enterarse del cierre de dos medios de tradición, sino del destino que tendrán decenas de familias que dependían de estos.

La situación de los medios de comunicación en Veracruz es agonizante, sin importar si son periódicos, televisoras, estaciones de radio o portales de Internet.

Cada año son más las empresas del ramo que cierran sus puertas por problemas económicos. No todo radica en el convenio gubernamental, sea federal, estatal o municipal, sino porque también ya no hay anunciantes. Esto obedece, en primer término, a que muchos comercios o profesionistas ya no contratan estos espacios por temor a ser blanco de la delincuencia. Si se anuncia, es porque tiene dinero, por ende, recurren a sus teléfonos públicos para intentar extorsionarlos. La sección de anuncios clasificados, por ende, es cada vez más delgada, lo mismo que los bloques comerciales.

A pesar de que en la entidad se concentran más de mil 400 medios de comunicación, de todos los tamaños y frecuencias, es también donde más han cerrado sus puertas. A pesar de que de esta entidad han surgido grandes figuras del periodismo nacional e internacional, es también donde peores condiciones existen para ejercer el periodismo.

Los casos de agresión contra periodistas se registran a lo largo y ancho de la entidad, pero, en Córdoba, hay una concentración de estos; aun con esto muchas compañeras y compañeros desarrollan su trabajo con valentía.

Hoy se trata de reinventarse, de profesionalizarse. Mucha gente ya no lee periódicos, pero cree a pie puntillas el “periodismo de Facebook” el cual, en la gran mayoría de los casos, ni siquiera está hecho por un profesional de la comunicación, sino por empíricos entusiastas que, como El Borras, se avientan a la arena sin saber.

Desafortunadamente, como los soles, hay muchos otros medios que habrán de cerrar sus puertas, estaciones de radio y portales que están en venta. Es, sin duda, una época oscura para el periodismo veracruzano que, esperemos, pase lo más pronto posible.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here