Acusan a procesadora de cítricos de ocasionar grave daño ecológico en San Rafael

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- La empresa procesadora de cítricos “Citrofrut” ubicada en el municipio de Sam Rafael, tendrá que mejorar su sistema de tratamiento de aguas residuales y tiene que disminuir la utilización de sosa cáustica para aminorar los daños ecológicos.

Lo anterior fue expuesto por el presidente municipal de ese municipio, Luis Daniel Lagunes Marín, porque en marzo de 2018 se registró una mortandad de peces debido a que la compañía vertió sus desechos a los cuerpos de agua.

Eso ocasionó que se originara la contaminación, por ello diversos grupos de familias se manifestaron en esas fechas, incluso realizaron marchas y se plantaron frente a las oficinas de esta empresa para exigir el saneamiento de los arroyos.

“Este año fue un único suceso que ocasionó la mortandad de peces a raíz de la utilización de aspersores para regar el agua. Hicimos la toma de Citrofrut aunque no pedimos hablar con ningún representante de la empresa pero sí con autoridades estatales y buscar soluciones a este caso”.

La sosa cáustica es usada en la industria en la fabricación de papel, tejidos, y detergentes. Además, se utiliza en la industria petrolera para la elaboración de lodos de perforación base agua.

La empresa juguera Citrofut deja contaminación y enfermedades de la piel y gastrointestinales a consecuencia del vertimiento de sosa cáustica a los cuerpos de agua.

Uno de los sectores más afectados de la población son los pescadores del río Bobos, porque estos residuos de la agroindustria lo contaminan y generan la mortandad de peces.

En Nuevo Faisán, una de las comunidades que se encuentra en el rancho “El Aceitero” es un supuesto proyecto agropecuario de Citrofrut, en donde por medio de aspersores riegan las plantas con residuos de naranja, pero son lixiviados, afirmó el alcalde.

Refirió que hay minutas de trabajo firmadas por empresarios de Citrofrut, pobladores, pescadores y ayuntamiento de San Rafael en administraciones anteriores en el que la planta agroindustrial se comprometió a no encender los aspersores cuando hay lluvia porque eso provoca que los residuos se vayan al arroyo, posterior al estero de San Rafael y viaja 19.5 kilómetros para llegar al mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here