La vuelta a Veracruz en un teclazo

Winckler, el leproso político

Por Yamiri Rodríguez Madrid

No hay nada más patético que insistir en quedarte donde ya no tienes cabida, en donde ya te dijeron con todas sus letras que no eres aceptado, aunque la razón legal te asista.

Así está el aún fiscal veracruzano, Jorge Winckler Ortiz quien en medios nacionales declara que no habrá de renunciar a su cargo –aún le quedan legalmente 7 años-, y que está revisando las acciones a emprender, a pesar de que en el Congreso Local ya hay por lo menos tres solicitudes de juicio político en su contra y, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, ya también se pronunció al respecto.

No se trata de un tema de orgullo, por el contrario. Dice un dicho que las reses de hoy serán los carniceros del mañana, pero también aplica a la inversa, como en este caso. Cuando concluyó el sexenio del priista Javier Duarte de Ochoa, Luis Ángel Bravo Contreras, a quien le habían asegurado un trabajo transexenal, tuvo que renunciar para cederle la silla precisamente a Winckler, un abogado en ese entonces sin experiencia en la administración pública, que se hizo famoso por aparecer hincado tomándole fotos a su jefe, Miguel Ángel Yunes Linares.

El error de cálculo político hoy obliga a que el Fiscal sea uno de los primeros en pagar los platos rotos. Creían a ciegas que el pasado 1 de julio resultaría electo como gobernador el panista Miguel Ángel Yunes Márquez, continuando así el linaje, y él podría seguir al frente de la dependencia. Después vendría Fernando, y no habría ningún problema.

Hoy, al igual que Luis Ángel, Jorge Winckler podría ser el nuevo huésped del penal de Pacho Viejo, pues ya le están armando su TUCOM. Y en medios, nadie saldrá en su defensa pues durante los dos años del yunismo tuvo una pésima relación con los reporteros, a muchos de los cuales bloqueó de sus redes sociales. Y las dos o tres plumas aliadas que tiene, no le alcanzan para la tunda que se está llevando.

Mientras siga avivando el fuego, más crecerá el encono, por lo que, si aún le queda algo de dignidad, debería de renunciar y regresar a su origen, la iniciativa privada pues muy lejos está de que le asista la razón. Por eso hay que ir revisando los perfiles de quiénes ya están calentando para suplirlo en el bat.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here