Hora Cero

Partidos veracruzanos, los reacomodos

Luis Alberto Romero

En Veracruz están en ciernes al menos dos o tres nuevos partidos políticos estatales, que podrían participar en las elecciones de 2021, cuando se renovarán, en el proceso local, los 2012 ayuntamientos y las curules de la Legislatura del Estado.

Esas fuerzas que se forman en Veracruz se sumarán a los siete partidos políticos con registro nacional; recordemos que eran nueve, pero Panal y PES perdieron la categoría.

Este lunes por la mañana, un grupo de ex priistas y ex militantes de otros partidos anunciaron la creación de “Podemos”. En la conferencia se observó, como cabezas, a Francisco Garrido, ex diputado y cuadro distinguido del extinto Alternativa Veracruzana, Ave; a Gonzalo Morgado, ex dirigente estatal del PRI; y a Juan Herrera Marín, ex director de Seguridad Pública en tiempos de Patricio Chirinos.

“Podemos” se convertirá rápido en partido político estatal y sin duda aparecerá en las boletas electorales de 2021.

Previo a dicha presentación, Vía Veracruzana, la asociación política fundada por Felipe Amadeo Flores Espinosa, también anunció que en enero comenzará los trámites de ley para constituirse en partido estatal. Además del propio Amadeo, quien al igual que Morgado Huesca ha sido presidente del Comité Estatal del PRI, en esta agrupación figuran nombres como Fernando Vázquez Maldonado, José Luis Salas y Mario Tejeda, personajes muy vinculados al PRI.

Recordemos que en el proceso electoral de 2018, una parte importante de Vía Veracruzana, encabezada por Flores Espinosa, decidió dar la espalda a los candidatos priistas para apoyar la candidatura de Miguel Ángel Yunes Márquez, ex candidato de PAN-PRD-MC a la gubernatura del estado.

Casi de forma simultánea, Héctor Yunes Landa, diputado local, ex senador, ex candidato a la gubernatura y también ex dirigente estatal del PRI, anunció una nueva corriente interna del tricolor, “Líder” se llama y en esa expresión coinciden Corintia Cruz, ex regidora de Xalapa, muy identificada con el duartismo; y Alfredo Ferrari, ex dirigente estatal interino del PRI.

Esta última organización no se convertirá –al menos por el momento– en partido político estatal, pero sí tendrá peso al interior del Revolucionario Institucional, debido al activismo de su cabeza visible; pero si el próximo año a Yunes Landa se le ocurriera crear su partido, aprovechando una incuestionable presencia estatal, entonces no serían dos sino tres nuevos partidos políticos locales; y hasta cuadro, si se concreta el anuncio de Nueva Alianza en el sentido de que esa desaparecida fuerza política buscaría crear una veintena de partidos estatales.

Lo que se sabe al respecto es que con el patrocinio y la estructura de Elba Esther Gordillo Morales, Nueva Alianza resurgirá como partido con un nuevo nombre, comenzando con expresiones estatales para sumarse rápidamente a la lista de los partidos con reconocimiento oficial.

Habría que recordar que las últimas dos experiencias veracruzanas en el tema de los partidos locales fueron AVE y Partido Cardenista, que perdieron sus respectivos registros en 2016.

Lo que llama la atención es que en todos esos casos, el origen se ubica en el Partido Revolucionario Institucional; Podemos, Vía Veracruzana, Líder y Panal o como decidan llamarle en su refundación, tienen en el PRI un factor común.

Se trata de una reorganización, un reacomodo de las expresiones políticas veracruzanas, de cara al proceso electoral de 2021 y sobre todo, de 2024, cuando se verificará la próxima sucesión estatal.

El único perjudicado en todo caso es el tricolor, partido que terminará fragmentado porque con la misma reserva de simpatizantes, el llamado voto duro –unos 400 mil ciudadanos–, dará espacio al nacimiento de otras fuerzas políticas. La pregunta, a fin de cuentas, es si alguno de ellos representa realmente una opción diferente para los electores. @luisromero85

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here