AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* SEUDOMORENOS VORACES

No obstante que saben que aparte de la desaparición forzada de personas Arturo Bermúdez Zurita, ex secretario duartista de Seguridad Pública, está siendo procesado penalmente por enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad y tráfico de influencias, y que otro ex titular de la SSP, el yunista Jaime Téllez Marié, podría ser denunciado también por delitos similares debido al presunto fraude de las 6,500 cámaras de video vigilancia instaladas en la entidad –de las cuales sólo funciona el 40 por ciento, pese a que en total se erogaron más de 750 millones de pesos–, ahora, en esa misma dependencia estatal a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, algunos voraces funcionarios que le fueron impuestos al neoleonés comienzan a ser señalados de pretender hacer jugosos negocios al amparo del poder como en las dos administraciones anteriores.

Uno de los que estaría bajo sospecha es el secretario particular Miguel Ángel Tapia Morales, quien presumiblemente a espaldas de Gutiérrez Maldonado, en contubernio con Carlos Alberto Eslava Butrón, secretario técnico y brazo derecho de Tapia, estaría haciendo compromisos con contratistas y proveedores de la SSP sugiriendo presuntamente hasta un ¡40 por ciento de “comisión”!.

Amigos cercanos de Tapia Morales comentan que pretendería recuperar lo más pronto posible los recursos que él y su familia habrían invertido en la campaña del gobernador Cuitláhuac García supuestamente a través de Eleazar Guerrero Pérez, influyente subsecretario de Finanzas y Administración de la Sefiplan, a quien le debería el puesto en la SSP, donde también colocó a su hijo Eleazar Guerrero Barrera como director general de Vinculación Institucional.

Tapia Morales es hijo del contador público Randolph Tapia Salgado, un guerrerense avecindado en Xalapa que aspiraba ser secretario de Desarrollo Agropecuario con García Jiménez. Y es que este supuesto pariente del senador plurinominal de MORENA, Félix Salgado Macedonio, ex alcalde de Acapulco, ya había sido funcionario de la Sedarpa en Veracruz durante las administraciones de los gobernadores priistas Miguel Alemán Velasco y Fidel Herrera Beltrán, en las que se desempeñó como coordinador de la Unidad Técnica UTOE y subdirector administrativo en el Instituto Veracruzano de Desarrollo Rural (Inveder).

Según algunos dirigentes campesinos, no dejó buenos antecedentes en la entidad sobre todo con la millonaria asignación de los proyectos productivos en el Inveder.

Recientemente, en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, estuvo a cargo del programa nacional IDETEC de la Sagarpa, que encabezaba el ex gobernador de Querétaro, José Calzada Rubirosa, actual dirigente nacional del Movimiento Territorial del PRI, quien el pasado lunes encabezó en el puerto de Veracruz un vergonzoso evento del MT con el diputado federal Héctor Yunes Landa.

¿De comprobarse estas versiones, el gobernante de MORENA cumplirá el dicho lopezobradorista de que “la corrupción se barre como las escaleras: de arriba para abajo”?

J. C. MOLINA, EL TRAVIESO

Solamente un mes con una semana, el diputado local Juan Carlos Molina Palacios dejó que su compañera de curul y de partido, Ericka Ayala Ríos, disfrutara del rol protagonista que da la coordinación de un grupo legislativo, en este caso del PRI, que aunque es un partido venido a menos pero todavía seguía teniendo una presencia simbólica en el Congreso del estado, pues hasta la secretaría de la mesa directiva le fue cedida a su camarada Jorge Moreno Salinas.
Sin embargo, con la renuncia del dirigente estatal de la CNC a la bancada priista, ésta se desintegra pues la Ley Orgánica del Poder Legislativo exige un mínimo de tres miembros para conformar formalmente un grupo con los mismos derechos y acceso a prerrogativas como los mayoritarios.

¿Qué fue lo que molestó al ganadero y ex dirigente cañero del ingenio La Gloria que sorpresivamente renunció al grupo legislativo del PRI e inclusive amaga hasta con abandonar también las filas del partido tricolor?

Una versión que corre es que además de que se enteró de lo que habrían hablado de él en la reunión que priistas veracruzanos sostuvieron la semana anterior en la Ciudad de México, también estaría molesto porque pese a la relevancia histórica del agrarismo en Veracruz, la representación de la entidad no ha sido tomada en cuenta en la integración del nuevo Comité Ejecutivo Nacional de la CNC, cuyos líderes, al igual que los del CEN del PRI, habrían decidido de manera unilateral organizar en la entidad el próximo 6 de enero la tradicional conmemoración del 104 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria de 1915, pero sin tomar en cuenta a Molina Palacios más que para acarrear a miles de campesinos y financiar los gastos de su movilización y de la concentración, tal como lo hizo ya en la campaña presidencial de este año, en la que organizó para José Antonio Meade un multitudinario mitin en el ingenio El Modelo, de Cardel, cuyo gasto total habría ascendido a 5 millones de pesos, aproximadamente.

Si lo siguen menospreciando, no sorprendería que el año próximo terminara por renunciar también a su militancia priista como lo han hecho ya otros ex dirigentes del tricolor que están por crear en 2019 un par de nuevos partidos políticos estatales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here