Con cuatro días de diferencia, dos presuntos criminales dieron la nota en Xalapa. El primero fue Arturo Bermúdez Zurita, ex titular de la SSP y acusado de desaparición forzada, que el viernes 14 acudió al Congreso local a presentar una solicitud de juicio político contra el Fiscal Jorge Winckler.

El otro es Roberto Pérez Moreno, ex alcalde de Coatepec, señalado de haber ordenado la muerte del ex tesorero Guillermo Pozos Rivera, asesinato del que por supuesto, se declaró inocente.

El pasado día 18 Pérez Moreno dijo en conferencia que demandará a Javier Duarte, Luis Ángel Bravo Contreras, Miguel Ángel Yunes, Jorge Winckler y Edel Álvarez Peña, por haberle robado cuatro años de su vida (los que anduvo prófugo).

Ambos sujetos provocaron tumultos, departieron sonrisas y apretones de manos como si fueran rock star.

El mundo al revés. Ya solo falta que la sociedad les pida perdón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here