Aumenta consumo de alcohol entre jovencitas de Coatza, Boca, Veracruz y Xalapa

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodad) de 2016-2017 confirmó que incrementó cinco por ciento el consumo de alcohol entre las mujeres a nivel nacional.

Veracruz está en la media nacional y es de los estados que menos consume bebidas embriagantes.

Pero la encuesta refleja que en municipios como de Xalapa, Veracruz, Boca del Río y Coatzacoalcos fue en donde incrementó el consumo de alcohol entre mujeres adolescentes.

Es en estos cuatro municipios donde se registran un mayor consumo de alcohol entre mujeres, reporta la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco.

El porcentaje de nuevos bebedores pasó de 9.7 por ciento en 2010 a 37.1 por ciento en 2017. En el caso de los varones esta tasa casi cuadruplica a la de 2010.

La bebida de mayor consumo es la cerveza, seguida por el vino, y luego por bebidas fuertes o tragos.

La Encodad 2016-2017 arroja el dato de que Veracruz se mantiene dentro de la media nacional y es de los estados que menos consume alcohol.

Sin embargo, a nivel nacional, el incremento en mujeres fue un cinco por ciento, lo que implica que como se incrementa a nivel nacional también se refleja en la entidad.

La información de los Centros de Integración Juvenil (CIJ) es que los municipios de Coatzacoalcos, Veracruz, Boca del Río y Xalapa son los que registran mayor consumo de estas bebidas y lo alarmante es que se trata de mujeres que comienzan el consumo entre los 13 a 16 años de edad.

La falta de comunicación entre familias e hijos, buscar aceptación social, desconocer riesgos, la depresión, la carencia afectiva y la accesibilidad de los productos, han aumentado el consumo de alcohol entre los jóvenes.

Cuando se prueba el alcohol, primero es un juego pero si esto se hace en exceso, cambia la vida porque hay faltas en la escuela, la persona solo espera el fin de semana, puede haber depresión, ansiedad, desorientación y otras consecuencias, refiere la información del CIJ.

También indica que beber es un problema cuando esta acción es una válvula de escape a los problemas, la cual puede iniciar por el deseo de pertenecer a un grupo social, o ser aceptado.

Según la cifra de 2017 a nivel nacional, se registró un alza de entre el 13.5 y el 18. 4 por ciento respectivamente, comparados con los datos del año 2010.

Esto es atribuido a los nuevos escenarios culturales en los que la bebida es el primer paso hacia la búsqueda del descontrol que llega de la mano del marketing y forma parte “natural” del paisaje nocturno del fin de semana.

Los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también indican que en 2017 se registró un aumento de alrededor de 12 puntos con respecto a su estudio anterior, tanto entre los hombres como en las mujeres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here