Hora Cero

Días de terror

Luis Alberto Romero

No es difícil imaginar los momentos de terror que vivieron los clientes de Banamex que se encontraban en el interior de la sucursal de Coatepec que fue asaltada por la mañana del pasado lunes 17 de diciembre.

No existe registro de un caso de esa naturaleza en Veracruz, al menos en las últimas dos décadas.

Tres sujetos armados irrumpieron en ese banco, ubicado en la calle Aldama y Segunda de Cuauhtémoc, zona centro de la cabecera municipal de Coatepec, cerca del parque Miguel Hidalgo y de la Iglesia de San Jerónimo, donde perpetraron el primer asalto de ese tipo durante la presente administración estatal.

En el interior de la sucursal del centro del Pueblo Mágico, los hampones fueron directo a las cajas prácticamente sin molestar a los cuentahabientes que estaban en espera del turno.

El momento terrorífico llegó cuando rociaron gasolina a quienes se encontraban en el lugar, en una franca amenaza de incendiarlos.

El tema no pasó de un asalto bancario más, como el ocurrido en octubre pasado contra la sucursal de Bancomer ubicada en la céntrica avenida Xalapa de la capital del Estado, o como el registrado a mediados de noviembre contra HSBC de Plaza Cristal; sin embargo, el ingrediente adicional en el caso de Coatepec fue la amenaza contra quienes tuvieron la mala fortuna de estar en ese lugar.

Este sería el octavo asalto a una institución bancaria en el año.

Lo curioso es que el banco que fue asaltado en Coatepec está a unos metros de la comandancia de la Policía Municipal y también muy cerca del lugar donde se verifican las reuniones de la Coordinación para la Construcción de la Paz.

De forma muy frecuente, los representantes de las corporaciones de policía y de los ayuntamientos de la zona de Coatepec, incluyendo a Xico, Teocelo, Las Vigas, Las Minas, Perote y otros, se reúnen cerca de Banamex, generalmente lo hacen en las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social, para analizar la problemática y las acciones a seguir en materia de vigilancia y seguridad; pues bien, muy cerca de ese lugar ocurrió el asalto que puso a temblar, de manera comprensible, a los cuentahabientes del Banamex.

Al lugar llegaron relativamente rápido las corporaciones de policía, la municipal de Coatepec, la estatal y la Ministerial, así como un grupo de la Secretaría de la Defensa. Implementaron un operativo en la zona pero, como suele ocurrir en estos casos, no hubo resultados, a pesar de que una acción de búsqueda en ese punto no parecería tan complicada, dado que en el centro de Coatepec, donde ocurrió el asalto, la circulación vehicular es tortuosa por tantas calles cerradas como consecuencia de trabajos municipales mal planeados.

A pocas cuadras de donde ocurrió el asalto, por cierto, está la salida hacia Xico, Teocelo y Cosautlán; relativamente cerca, también, se encuentra la calle que entronca a la carretera que va a la zona de Las Trancas y Jalcomulco; en todos esos puntos se supone que hay vigilancia policiaca; incluso, a cuatro cuadras del banco, a la altura de la tienda Aurrerá, hay un puesto de vigilancia de la policía estatal, cuyos elementos parece que no se percataron del hecho.

Ese mismo día, el lunes, pero por la tarde, ocurrió un enfrentamiento a balazos sobre la avenida Lázaro Cárdenas de Xalapa, momentos de terror vivieron quienes se encontraban en el café Bola de Oro que se encuentra cerca de la salida a México y Puebla.

En la refriega fue lesionado el guardia de seguridad privada que prestaba servicio en dicho negocio.

Los trabajadores del lugar aclaran que no se trató de un asalto, sino de un enfrentamiento; como sea, en ambos casos se trató de momentos de terror por la sensación de inseguridad y vulnerabilidad ante la delincuencia. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here