Hora Cero

Yunes, el saldo final en el índice delictivo

Luis Alberto Romero

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer de forma reciente los datos de la incidencia delictiva correspondientes a noviembre del presente año.

En el undécimo mes de 2018 hubo un ligero decremento en la actividad delincuencial en la entidad veracruzana, lo que se muestra con los 81 asesinatos dolosos en los 30 días de dicho periodo.

Esos 81 homicidios equivalen a una reducción de casi 20 por ciento, en cifras comparadas con el mes inmediato anterior, octubre, que registró 105 casos.

Dentro de un año sumamente violento, podríamos decir que noviembre no registró cifras tan alarmantes, como durante el primer semestre del año, que en promedio tuvo más de 130 asesinatos cada mes.

En el acumulado anual, Veracruz registra, de enero a noviembre del presente año, mil 308 homicidios dolosos, la mayoría de los cuales se perpetraron con arma de fuego; 85 feminicidios; y 139 secuestros.

Noviembre fue el último mes en que Miguel Ángel Yunes Linares ocupó el Poder Ejecutivo del Estado, de tal manera que ya podríamos realizar un balance completo, en cuanto a la actividad delincuencia, de dicho bienio.

Los números de Yunes quedarían de la siguiente manera: 3 mil 156 homicidios dolosos en 24 meses, de diciembre de 2016 a noviembre de 2018; 9 mil 803 lesiones dolosas; 191 feminicidios; 328 secuestros; y 49 mil 895 robos.

En promedio, cada mes del gobierno de Yunes Linares registró 131 asesinatos dolosos; 408 lesiones dolosas; cerca de 8 feminicidios; 13.6 secuestros; y 2 mil 78 robos.

Por otro lado, si los números de Yunes Linares se comparan con las cifras de los dos últimos años del gobierno de Javier Duarte, el de Soledad de Doblado rendiría peores cuentas; entre 2015 y 2016, por ejemplo, se cometieron en Veracruz 2 mil 825 homicidios dolosos; con Yunes fueron 3 mil 156; en los últimos dos años de Duarte hubo 98 feminicidios; en tanto que entre 2017 y 2018 la cifra se ubicó en 191, el doble; algo parecido ocurre con el secuestro: 229 con Duarte de Ochoa y 328 con Yunes Linares.

Esas son, en síntesis, las cuentas de la administración de Miguel Ángel Yunes en materia de incidencia delictiva; nada para presumir, tomando en cuenta que el domingo primero de junio de 2016, el hoy ex gobernador ganó las elecciones locales con más del 34 por ciento de los votos, presentando como principales banderas el tema del combate a la inseguridad y el castigo contra los ex funcionarios duartistas señalados por presuntos actos de corrupción.

Al final de la jornada, en ninguno de esos dos temas habría buenas cuentas; el estado sigue en una tremenda crisis de inseguridad porque así lo dejaron los últimos tres gobernadores; y los ex funcionarios detenidos poco a poco han salido de prisión para seguir sus respectivos procesos en libertad o en arraigo.

Miguel Ángel Yunes no pudo conservar el gobierno estatal por el avasallador paso de Andrés Manuel López Obrador con el Movimiento de Regeneración Nacional; sin embargo, en el balance final del bienio podría considerarse que los malos resultados en combate al delito y los errores en la conducción política y en el manejo la comunicación también jugaron un papel en contra del de Soledad de Doblado. @luisromero85

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here