AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez
* OSORNO, SECRETARIA OMISA
A punto de concluir el primer mes de su administración, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez reparó en que su secretaria de Protección Civil, Guadalupe Osorno Maldonado, no es nativa de Veracruz ni es hija de padres veracruzanos, por lo que este jueves 27 tuvo que solicitar a la LXV Legislatura del estado la obligada dispensa de ley para que la tlaxcalteca quedara legalmente habilitada para ejercer el cargo que le confirió desde el 1 de diciembre.
Para algunos podría parecer una minucia, algo quizá irrelevante y que aunque tardíamente pero ya se subsanó, sin embargo, para los rigoristas y sobre todo para los detractores del mandatario estatal de MORENA que están a la caza de sus errores, representa un imperdonable descuido ante la flagrante violación de la Constitución Política local que solemnemente prometió respetar al asumir la gubernatura ante el Congreso local.
Aparte de evidenciar la falta de coordinación y comunicación no sólo entre el gobernador y sus subordinados sino también entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, bajo control de los diputados de su partido, este anecdótico incidente ha hecho notar además la ausencia de expertos en Derecho en los primeros niveles de la estructura gubernamental, ya que García Jiménez es ingeniero mecánico electricista; el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, es ingeniero agrónomo; el subsecretario de Gobierno, Carlos Juárez, es egresado de Ciencias Políticas al igual que el jefe de la Oficina del Gobernador, Esteban Ramírez Zepeta.
Pero también resulta inexplicable que esta dispensa de ley para Osorno Maldonado no se hubiera solicitado simultáneamente a principios de este mes ante la LXV Legislatura junto con las de Leslie Mónica Garibo Puga y Hugo Gutiérrez Maldonado, quienes al igual que la secretaria de Protección Civil incumplían con el artículo 50 de la Constitución Política local para desempeñarse como titulares de la Contraloría General del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública, respectivamente, ya que tampoco son nativos de la entidad ni son hijos de padres veracruzanos.
Lo paradójico es que junto con el resto de su gabinete, García Jiménez ya les había tomado protesta formal a los tres funcionarios estatales foráneos en una ceremonia pública que el mandatario veracruzano encabezó en la Plaza Lerdo a primera hora del 1 de diciembre, luego de que él había cumplido con el mismo protocolo de ley ante el pleno del Congreso local.
¿Por qué Guadalupe Osorno, a sabiendas de que estaba impedida constitucionalmente para ser secretaria de Protección Civil fue omisa y exhibió así al gobernador? Con esos “colaboradores”, Cuitláhuac no necesita enemigos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here