Regidor acusa que Ayuntamiento de Xalapa incumple en seguridad

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- De acuerdo con el regidor décimo Juan Gabriel Fernández Garibay, el alcalde de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, ha incumplido a la población en materia de seguridad por omisiones en la capacitación de la Policía Municipal.

Explicó que en la Academia de Formación y Desarrollo Policial Puebla-Iniciativa Mérida “General Ignacio Zaragoza” se cumplió con el entrenamiento de los 75 cadetes de la primera y segunda generación.

Aunque denunció que fue responsabilidad del ayuntamiento de Xalapa que los policías no sepan ocupar armas de fuego y por lo tanto considera que de nada sirvió la capacitación de los primeros 75 policías municipales.

La preparación de los elementos costó 2 millones 920 mil pesos en dicha academia de Puebla. Rodríguez Herrero decidió destinar 40 mil pesos por el entrenamiento de cada policía durante cinco meses en ese lugar.

En ese sentido, se dijo defraudado, a pesar de que fue una determinación que él el mismo aprobó para que los policías fueran entrenados en el estado vecino y no en la Academia de Policía de “El Lencero”.

“No se puede regresar ningún recurso, es muy claro dentro de la firma del contrato que se hizo, los requerimientos que tenía que cumplir el ayuntamiento”, agregó Fernández Garibay.

El regidor también indicó que el alcalde había prometido que viajaría a Puebla para preguntar qué fue lo que pasó, por qué sus policías no saben defenderse con un arma de fuego y exigir que le regresaran parte del dinero que se pagó.

No obstante, dicha situación no es posible, debido a que fue firmado un contrato por la prestación de servicios, donde ninguna cláusula contempla eso, según información proporcionada por el titular de la Comisión edilicia de Seguridad.

De acuerdo con el funcionario municipal cada elemento debía llevar armamento y municiones, equipo que debió dotarles el ayuntamiento capitalino para sus capacitaciones.

“El ayuntamiento tenía que cumplir con el traslado, el personal, un arma corta con dos cargadores, un arma larga con dos cargadores y 300 municiones de cada arma para que pudieran tener el curso en este sentido. La academia sí cumplió, los que incumplimos fuimos nosotros, efectivamente no entregamos el equipamiento”.

Compartir