Al pie de la letra

Osorio Chong, omiso

Winckler: prolongada agonía

Raymundo Jiménez

Este martes, el coordinador de los senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, reclamó a los titulares de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, y al director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Octavio Romero Oropeza, que cancelaran de última hora la reunión de trabajo que se tenía acordada con legisladores para informar sobre las acciones que emprenderá el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para resolver el desabasto de gasolina en el país.

“Con absoluta falta de respeto al Poder Legislativo, falta de compromiso con la rendición de cuentas y de último momento, el @GobiernoMX cancela la #comparecencia para informar sobre el desabasto de gasolinas”, reprochó por Twitter el ex aspirante presidencial priista.

Pero Osorio Chong, como ex secretario de Gobernación –quien el sexenio pasado tuvo bajo su mando todo el aparato de seguridad pública federal–, sabe mejor que nadie la gravedad de este problema que tan solo en 2018 generó pérdidas a PEMEX por 66 mil 300 millones de pesos.

Precisamente una de las últimas reuniones que en materia de seguridad presidió todavía como titular de la SEGOB se desarrolló el 29 mayo de 2017 en Poza Rica, donde acompañado del gobernador Miguel Ángel Yunes anunció que “ya se tienen nombres” en las cadenas de mando sobre el robo de combustibles. En esa ocasión el hidalguense reconoció que aún no “tenían completa la información” pero afirmó que, en breve, se echará a andar un operativo “que dará con las cabezas” de las bandas de huachicoleros.

En esa visita a Poza Rica, el entonces encargado de la política interna del país dijo que casualmente Veracruz era importante para la estrategia de seguridad en el tema de combustible porque “de Minatitlán salen los ductos que atraviesan la parte media del estado y son los que pasan por la zona del Triángulo Rojo”, la región del estado de Puebla en donde más robo de combustible existe en el país, por lo que expuso que este problema “lo tienen que trabajar todos los gabinetes locales”.

“Hoy contamos con la información que no se tenía completa, entonces vemos una cadena de actores que participan. Hay quien roba el combustible, pero hay también quien lo vende”, señaló en esa ocasión Osorio Chong, quien prometió que se rompería con la “fase final de la cadena”, en referencia a todos los distribuidores de gasolina robada.

Pero ahora que ha sido destapada la cloaca del huachicoleo resulta que la Fiscalía General de la República abrió carpetas de investigación contra varios ex funcionarios presuntamente implicados en este ilícito, entre ellos el general Eduardo León Trauwitz, ex titular de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de PEMEX, un militar muy cercano al ex presidente Enrique Peña Nieto, de quien fue jefe de escoltas como gobernador del Estado de México.

¿Acaso lo ignoraba Osorio Chong como secretario de Gobernación?

 

WINCKLER: PROLONGADA AGONÍA

¡Pues que no! Que, contra lo que muchos esperaban, la remoción de Jorge Winckler de la Fiscalía General del Estado no se decidirá este jueves en la sesión plenaria de la LXV  Legislatura local sino que todavía podría llevarse por lo menos otros 15 días más en lo que se desahogan y resuelven algunos aspectos de relevancia jurídica, entre ellos el último amparo indirecto que promovió el fiscal yunista ante el Juzgado Primero de Distrito en el estado de Veracruz, cuyo número de expediente asignado fue 6/2019.

Y es que, en él, Winckler reclama ante la justicia federal “amparo contra leyes, reglamentos o disposiciones de carácter general.” Y entre los actos reclamados específicos están “a) la discusión, aprobación, promulgación y publicación del decreto 749 mediante el cual se reforma el artículo 67 fracción I, inciso d) de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz, así como todos los actos que se ejecuten con base en dicha reforma” así como “ b) La inminente remoción del cargo del actual Fiscal General del Estado de Veracruz.”

Según el titular de la FGE habrían sido violados los artículos constitucionales 14, 16, 17, 49 y 116, lo que deberá confirmar o desechar el Juzgado Primero de Distrito en un lapso máximo de dos semanas.

Aparte, la Comisión Permanente Instructora de la LXV Legislatura local fijó hasta para el miércoles 23 de la semana entrante la audiencia para el ofrecimiento, admisión y desahogo de pruebas y alegatos a la que deberán presentarse tanto el denunciante Jorge Reyes Peralta como el denunciado fiscal Winckler Ortiz, ya sea personalmente o a través de sus representantes legales.

Así que la agonía del abogado yunista todavía se va a prolongar unos días más.

Este es el ejemplo de un texto alternativo
Compartir
Artículo anteriorDesde el Café
Artículo siguientePompeya

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here