AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* FERRÁEZ: DIPUTADA INCÓMODA

La diputada local Ana Miriam Ferráez es una fifí que se coló en las filas de MORENA.
Ideológicamente no tiene afinidad con el lopezobradorismo, aunque repita como loro que está convencida del proyecto de la Cuarta Transformación de México impulsado por el Movimiento de Regeneración Nacional que lidera el Presidente de la República.
Muy caro están pagando los morenistas de Xalapa haberla hecho diputada local.
Este lunes Ferráez Centeno otra vez dio nota nacional. Anteriormente porque se le olvidó en tribuna el nombre del presidente Vicente Fox y confundió al fallecido ex mandatario venezolano Hugo Chávez con el extinto comandante cubano Fidel Castro. Ahora fue el hazmerreír de todo México al proponer que ante el disparado número de feminicidios en Veracruz, se instaure “un toque de queda” para que las mujeres no salgan a la calle por la noche.

“Esta es mi propuesta. Yo solamente procuro que esta situación evite más violencia e invito a que lo consideremos como una opción viable, a que las mujeres a partir de las 10 de la noche estén en casita con sus hijos, si puede ser antes, mucho mejor”, dijo en entrevista, durante un desayuno público con empresarios, la secretaria de la Comisión para la Igualdad de Género de la LXV Legislatura local. Su declaración fue tan desafortunada como la que 22 años atrás hizo su padre, Carlos Ferráez Matus, como candidato del PAN a la presidencia municipal de Xalapa, cuando en un debate con los otros contendientes propuso mocharles un dedo a los ladrones, por lo que se ganó el mote del “Ayatolá Ferráez” y terminó perdiendo la elección frente al ex rector de la Universidad Veracruzana, Rafael Hernández Villalpando, postulado por el PRD y apoyado desde el reclusorio de Pacho Viejo por el ex gobernador Dante Delgado, líder fundador de la entonces asociación política nacional Convergencia por la Democracia.
Pero en MORENA no pueden decirse sorprendidos porque ya la conocían. En la elección municipal de 2017, un año antes de que la postularan a la diputación local, la señora Ferráez contendió por la alcaldía xalapeña abanderada por la alianza PAN-PRD, en la que le atribuyen inclusive haber expresado durante su campaña que López Obrador le daba “asquito”. Por cierto, en esos comicios Ana Miriam fue derrotada por Hipólito Rodríguez Herrero, otro que también les resultó un fiasco y cuya cuestionada ineptitud como edil les podría representar, en el proceso electoral de 2021, otro pesado lastre en la capital veracruzana, un bastión en el que AMLO no ha perdido una sola votación presidencial desde 2006.
A principios de noviembre del año pasado, poco después de haber rendido protesta como diputada local, se daba como un hecho que la legisladora xalapeña solicitaría licencia para separarse del Congreso y asumir la Dirección general del DIF Estatal.

Sin embargo, de última hora, el gobernador le retiró sorpresivamente la invitación y el 25 de noviembre anticipó el nombramiento de Verónica Aguilera Tapia.

¿Qué obligó al mandatario veracruzano dar marcha atrás? Una versión que circula en el Congreso estatal es que una ex pareja sentimental de Ana Miriam habría abordado a Cuitláhuac García y le habría advertido que si la designaba al frente del DIF daría a conocer un video supuestamente muuuuy comprometedor en el que aparecía su ex mujer con un polémico empresario xalapeño emparentado con un ex funcionario y ex diputado federal duartista, lo que habría causado su separación de la madre del más pequeño de sus hijos.

EXCELENTE FORO JURÍDICO

Lástima que al Foro Jurídico Interamericano “Política Criminal, Prisiones y Proyecto Inocencia en el Estado de Veracruz”, celebrado este lunes al mediodía en la sede del Poder Legislativo del Estado, no haya acudido ningún representante del Gobierno estatal ni de la Fiscalía General veracruzana.

Y es que los ponentes –un par de destacados juristas: el doctor Rubén Pacheco Inclán, ex candidato a la Fiscalía General de la República, presidente de la Barra Interamericana de Abogados y Rector de la Facultad Interamericana de Litigación, y el abogado veracruzano Tomás Mundo Arriasa, quien recibió el Doctorado Honoris Causa; así como dos prominentes activistas sociales y defensores de los derechos humanos: el laureado escritor costarricense José León Sánchez y el poeta de origen náhuatl Juan Hernández Ramírez, galardonado en diciembre pasado con la medalla “Adolfo Ruiz Cortines” que le entregó el Congreso local– expusieron no sólo la grave situación que en materia de procuración y administración de justicia prevalece en la entidad, la segunda más rezagada en el nivel nacional, sino que también propusieron acciones, con el apoyo de diputados y presidentes municipales, para liberar inicialmente a 534 indígenas presos ubicados en diversos reclusorios del estado, los cuales fueron sentenciados pese a los vicios e irregularidades de los procesos penales a los que fueron sometidos, sin la defensa legal adecuada y en una lengua distinta a la suya.

También hubo un pronunciamiento unánime en contra del nuevo catálogo de delitos graves que el Congreso de la Unión pretende incluir en el Código Penal Federal y que ameritarían prisión preventiva oficiosa, lo que, en su opinión, iría en contra de la presunción de inocencia.

De ello tomó nota el diputado federal priista Héctor Yunes Landa, quien fue distinguido por los organizadores del Foro Jurídico con un lugar en el presídium.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here