Desde el Café

Qué viene para Pepe Yunes, según los analistas
(Segunda y última parte)
Bernardo Gutiérrez Parra
En esta segunda entrega los analistas políticos dan a conocer los nombres de los posibles aspirantes a la gubernatura en 2024; también lo que piensan que debe hacer José Yunes Zorrilla para repetir como candidato y sus posibilidades de ser gobernador.

¿Qué viene para el 2024?

Morena tiene en Rocío Nahle, Manuel Huerta Ladrón de Guevara y Ricardo Ahued a tres candidatos de mucho peso, más el apoyo de AMLO.

Si el diablo no mete la cola (o a lo mejor porque la va a meter) es casi seguro que el PAN postule otra vez a Miguel Ángel junior o a su hermano Fernando. Ojo, puede que los panistas tradicionales se rebelen, armen un escándalo e impulsen a otro candidato. Si esto sucede el PAN llegará fraccionado y disminuido al 2024.

El PRD o lo que queda de él, buscará aliarse con un candidato que no sea del PAN. Hasta hoy, su única preocupación es no perder el registro y a eso se abocarán. De lo que hagan en las elecciones intermedias se podrá saber por quién se inclinarán dentro de cinco años y medio. Aunque casi todos los analistas lo ven en alianza con Morena.

Por el lado del PRI, Héctor Yunes buscará nuevamente la gubernatura que ya se convirtió en su obsesión. Si no le dan la candidatura en el tricolor la buscará por otro partido. Y si a mitad de la campaña se da cuenta que no tiene posibilidades de triunfo “declinará” a favor del candidato que vaya en primer lugar sin importar de que partido sea, a cambio de una tajada del pastel.

Ese es el panorama que tiene enfrente José Yunes Zorrilla rumbo al 2024. Y si quiere volver a competir deberá comenzar a trabajar desde ahora.

¿Cómo?

A.- Tiene todo el tiempo del mundo para armar un buen proyecto político y social que incluya a hombres y mujeres de bien que es lo que sobra en Veracruz. Debe tomar distancia de algunos líderes gremiales por tres razones: Están devaluados, son rechazados hasta por sus mismos agremiados y (muy importante), ya no son dueños del voto corporativo.

B.- Debe hacer sentir su presencia escribiendo en algún medio de comunicación nacional, dando charlas magistrales en universidades y tecnológicos; ofreciendo conferencias de prensa donde toque temas específicos de la agenda estatal y nacional. En cuatro palabras: ya debe dejarse ver.

C.- Libre de líderes, Pepe debe convivir directamente con obreros, campesinos, burócratas, estudiantes, ganaderos y empresarios en reuniones grupales y “de amigos”. A nivel más general debe hablar en el mismo tenor con amas de casa, desempleados y ancianos. Mítines sí, pero más adelante, cuando sea la campaña. Y en este punto algo muy importante; debe dejar en el cajón de los trebejos el discurso retórico del PRI por obsoleto, anticuado e inservible.

D.- La organización “Podemos” está por convertirse en partido político y su dirigencia ha mostrado interés en que su candidato a la gubernatura sea José Yunes. Eso sería excelente, dicen los analistas. Sin perder su militancia priista, Pepe podría ir como abanderado de ese partido llevando de aliado al PRI. A la inversa sería ir otra vez cuesta arriba.

F.- ¿Qué hacer con los traidores que lo volverán a buscar? Tenerlos cerca, apapacharlos, valerse de ellos, sacarles el máximo posible y después, darles una buena patada en el trasero. El peroteño no debe olvidar que quien traiciona una vez traiciona siempre.

¿Tiene José Yunes posibilidades de ganar en 2024?

Sí, claro que sí. La percepción de los veracruzanos sobre su persona es positiva. Piensan que fue un muy buen candidato en el peor momento; pero consideran que ha sido un excelente y honesto funcionario público. Este es un punto a su favor porque la palabra honesto no se la endosan tan fácilmente a un político.

En estos momentos no hay sondeos, pero es seguro que la aprobación ciudadana por el nativo de Perote ronda en 70 a favor por 30 en contra lo cual es muy bueno. Pero si el nivel de aprobación es de 60 por 40 también es bueno ya que su única preocupación será ensanchar el porcentaje positivo si resulta candidato.

Y si Pepe resulta candidato, su candidatura será más fuerte -pero con mucho- de lo que fue en el 2018 y tendrá reales posibilidades de triunfo.

Es muy temprano para decirlo, pero si se sabe manejar en los próximos cinco años, será un candidato a vencer en el 2024.

Hasta ahí lo que me dijeron los analistas políticos sobre lo que -según ellos-, no hizo o dejó de hacer Pepe Yunes el año anterior, y su futuro como posible candidato a gobernador de Veracruz.

bernardogup@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here