La vuelta a Veracruz en un teclazo

No es violencia política de género, es incapacidad

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Primero fue la diputada local Ana Miriam Férraez Centeno quien se fue de bruces con su declaración del toque de queda para mujeres; luego la panista Marigraz Hernández afirmó que legalizar el aborto es hacer más irresponsables a las jóvenes veracruzanas. Otra diputada, de Morena, en el estado de Aguascalientes, propuso un “refrendo” al matrimonio; a todas las han quemado en leña verde en las redes, y con justa razón, aunque en su torpe defensa algunas acusan violencia política de género.

A través de bots han lanzado campañas intentando medio limpiar su burlado nombre, pero lo cierto es que más allá de acusar un linchamiento por el simple hecho de ser mujeres, han demostrado su incapacidad como legisladoras.

Entre sus argumentos es que son humanas y también se equivocan, pero en casos como el de Ana Miriam, aliada ahora de Morena, donde sus yerros ya han sido en más de dos ocasiones, en menos de seis meses, deja en evidencia que no están preparadas para ocupar una curul.

No vayamos muy atrás: hace 20 años para ser diputados –locales o federales-, se debía tener una carrera política, preparación y, sobre todo una base social. Así, había representantes populares campesinos que, sin tener tal vez la primaria terminada, conocían a la perfección la problemática del campo y por ello, merecían ser su voz. Pero algo pasó en el camino que cada Legislatura se vuelve más improvisada, que los errores de sus integrantes cada día son más frecuentes y garrafales y, por ende, son menos productivos.  Hagamos el ejercicio de revisar cuántas iniciativas presentó en total la Legislatura anterior, y la que le siguió, y la de hace 10 años y veremos que van reduciendo en cantidad y en calidad.

Desafortunadamente al Congreso veracruzano muchos de sus diputadas y sus diputados lo han rebajado a un show mediático, a dimes y diretes entre ellos, pero sin sustancia, sin leyes que redunden en las familias veracruzanas.

Haga la prueba de salir a la calle y preguntar si sabe quién es su diputada o diputado local, si sabe qué leyes han propuesto o aprobado; darse a conocer por sandeces, señoras y señores, no es de altura. Hay cursos todo el año, de instancias nacionales e internacionales; estudien todo el tiempo, como lo hacen los doctores y los abogados, ya de perdis lean la síntesis para enterarse de lo que pasa en el estado. Escuchen a sus asesores, inviertan en gente que les ayude y no metan a su sobrino o sobrina por ahorrarse casi todo su jugoso sueldo.

Ojalá que no sigan haciendo del Congreso veracruzano la burla nacional; que si se habla de éste sea por leyes de trascendencia, por sentar un precedente nacional. No es tan difícil.

Aclarando amanece

Por cierto, ayer al hablar del paso de la caravana migrante por Veracruz señalaba desconocer, en lo personal, quien era el titular de la Dirección de Atención a Migrantes.  Se trata de Carlos Enrique Escalante Igual.  En su trayectoria destaca el haber sido síndico con Ángel Deschamps Falcón en el Ayuntamiento de Boca del Río; fue director Jurídico del Instituto Nacional de Migración (INM) en la estación migratoria de Acayucan, así como Fiscal Especializado en Atención a Migrantes, entre otros cargos.    De que sabe, sabe.

@YamiriRodriguez

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here