AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* DUARTE: ¿HUACHICOL O GASOLINA?

El diario Reforma publicó este jueves que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda había bloqueado las cuentas bancarias de William Jorge Karam Kassab, dueño de Hidrosina, el mayor grupo gasolinero nacional, con más de 200 estaciones de servicio en el país, y cuyo nombre –¿lo recuerdan?– se vinculó desde el año 2011 al de Moisés Mansur Cysneiros, prestanombres del ex gobernador Javier Duarte, actualmente preso por lavado de dinero y asociación delictuosa.

Casualmente, el 2 de diciembre de 2016, el periodista Carlos Loret de Mola, en su noticiero Despierta, de Televisa, informó que las empresas Hidrosina Plus y Combusev habían sido usadas por Duarte para triangular recursos.

Asimismo, Loret afirmó que ambos corporativos empresariales desconocían esta información pero que cuando se enteraron reintegraron los recursos a Veracruz. El conductor del noticiero del Canal de las Estrellas refirió que “son las empresas que devolvieron el dinero sucio a las autoridades, los famosos 421 millones de pesos que anunció la PGR” en noviembre de ese año. Y comentó que “la triangulación funcionó así: el prestanombres de Javier Duarte creó una empresa que se llama Hidromezclas y esta empresa mandó 160 millones de pesos a la inmobiliaria Combusev por préstamo y 261 millones de pesos a Hidrosina Plus por la compra del 50% de las acciones”.

Dijo que “según la indagatoria estas dos compañías no sabían el origen ilícito del dinero, por lo que al enterarse los devolvieron a las autoridades”. ¡Ajá!.

De los recursos incautados a los prestanombres de Duarte, estos 421 millones de pesos fueron los primeros que recibió por adelantado el nuevo gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares de la PGR. La encargada de recibirlos fue Clementina Guerrero, a quien Yunes le impuso anticipadamente en la Sefiplan al gobernador interino Flavino Ríos, misma que ahora maneja la Tesorería del Ayuntamiento de Xalapa en poder de MORENA.

Pero lo cierto es que la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda detectó que Moisés Mansur y Jorge Karam se habían hecho socios desde cinco años antes, al constituir la empresa Servicios Profesionales Jura S.A. de C.V. en el Estado de México. Según las escrituras, dicha empresa fue constituida el 1 de agosto de 2011 ante el notario 33 de esa entidad, registrándose 50 por ciento de las acciones a nombre de Comercializadora Magistral y el otro 50 por ciento a Corporativo BJMAN; la primera empresa estaba representada en ese momento por Kassab, y la otra por Mansur Cysneiros, ambos en su calidad de presidentes del Consejo de Administración de sus respectivas compañías.

NIEGAN VENDER HUACHICOL
Por cierto, tras revelarse que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) había bloqueado las cuentas bancarias de William Jorge Karam Kassab, dueño de Hidrosina, la empresa difundió un comunicado para manifestar que comparecerá ante las autoridades investigadoras para justificar la licitud de la gasolina que vende.

En su comunicado expusieron que “Grupo Hidrosina y sus socios, hacen del conocimiento de la opinión pública y de las autoridades, su absoluta disposición de coadyuvar en las investigaciones que se llevan a cabo con motivo del robo de hidrocarburos y de aclarar cualquier cuestionamiento que exista, en relación con nuestras operaciones y el origen de los productos que comercializamos.

“Por tal motivo compareceremos ante las autoridades competentes para el efecto de justificar la licitud de nuestras actividades y el lícito origen de nuestros recursos”, afirmaron.

La empresa de Karam, que cuenta con más de 200 estaciones de servicio y es el grupo gasolinero más grande del país, aseguró que sus 3 mil empleados operan con estrictos sistemas de control, que impiden cualquier acto ilícito en la venta de hidrocarburos.

“Hasta la fecha, todas nuestras ventas provienen del producto que adquirimos de Petróleos Mexicanos, lo cual está legalmente documentado, incluso ante las autoridades fiscales”, se puntualizó en el comunicado.

“Grupo Hidrosina reconoce y apoya las acciones tomadas por el Gobierno Federal, destinadas a combatir el mercado ilícito de hidrocarburos, que afecta principalmente a los distribuidores formales de gasolina en el país, quienes cumplimos con nuestras obligaciones fiscales, generando empleos en beneficio de la sociedad”.

Según versión del diario capitalino, Karam presentó el pasado lunes un amparo contra la inmovilización de sus cuentas ante el juez federal Francisco Gorka Migoni, el cual le concedió la suspensión provisional para que pueda disponer de su dinero, detallan los listados judiciales.

Además citan que desde octubre de 2017 la Suprema Corte de Justicia declaró la inconstitucionalidad del artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, que permite a la UIF inmovilizar cuentas bancarias y designar en forma unilateral la inclusión de una persona en la Lista de Personas Bloqueadas.

Esta “lista negra”, en la cual fue incluido William Karam, fue establecida para prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer diversos delitos, entre ellos el lavado de dinero, según señala la norma.

El diario resalta que “Karam es hasta ahora el personaje más relevante contra el cual el gobierno federal ha tomado medidas precautorias como el bloqueo de cuentas, en el contexto del combate al huachicol.”
Pero luego de haberse coludido al menos durante cinco años con los prestanombres del ex gobernador Javier Duarte y de haber lavado dinero presuntamente durante ese lapso con los operadores financieros del ex mandatario veracruzano, ¿alguien les creerá que no le entraron a la venta del huachicol? Habrá que esperar los resultados que arrojen las investigaciones de las autoridades hacendarias.

SENTIDA DISCULPA
En el texto publicado ayer en esta columna, titulado “Winckler en manos de Edel”, consignamos por equivocación que el magistrado Marco Antonio Lezama Moo había sido propuesto en junio de 2014 por el ex gobernador Javier Duarte ante el Congreso local para sustituir en el Tribunal Superior de Justicia del Estado “por fallecimiento” al magistrado en retiro Miguel Nava Oyarzábal, quien afortunadamente aún se mantiene con vida. Al ex presidente del TSJE le expresamos una sentida disculpa.

Compartir
Artículo anterior
Artículo siguienteRúbrica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here