En la Contraloría General del Estado hubo movimientos este martes por la tarde; a 19 funcionarios muy cercanos a la titular de la dependencia, Leslie Garibo Puga, les pidieron la renuncia.

Directores generales y subdirectores, así como los titulares de los órganos internos de control de las dependencias que manejan prácticamente todo el presupuesto del estado, fueron llamados para sostener una reunión con la contralora, quien les notificó que serían relevados.

A Leslie Garibo sólo le quedó apechugar el golpe, porque únicamente le dejaron a su secretario particular, a su asistente privado y a algunos funcionarios menores.

Compartir