Desde el Café

Cuando te jode que te hablen de violencia e inseguridad

Bernardo Gutiérrez Parra

En otros tiempos, declaraciones tan de a tiro torpes como las que hizo el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Hugo Gutiérrez Maldonado, hubieran provocado su cese fulminante, pero nunca en la 4T donde el perdón y olvido son la constante.

Al funcionario le molesta que los veracruzanos le exijan más seguridad y así lo hizo saber en entrevista radiofónica.

“La seguridad no es un tema como la economía, como ir a plantar un árbol. No, la seguridad todos los días puede variar. Y a esa gente (que la exige) los respeto mucho, pero ¿por qué no se quejaron desde hace ocho años que nunca han tenido seguridad? ¿Por qué se vienen a quejar ahorita? Ahorita si vienen y dicen ‘sabes qué, es que no hay seguridad’” dijo don Hugo que remató con una frase rotunda: “Nunca ha habido seguridad en Veracruz”.

Nadie se explica cómo es que la 4T tuvo que ir hasta Monterrey y traer de allá a este sujeto para darle la responsabilidad de brindar seguridad a la entidad. Pero aquí está.

Al reclamar que los veracruzanos no se quejaran desde hace ocho años patentiza su ignorancia, pues llevan catorce años manifestándose y gritando en exigencia de una seguridad que los gobiernos en turno han sido incapaces de otorgarles.

Miente además cuando afirma que en Veracruz nunca ha habido seguridad. De quince años hacia atrás la entidad era una de las más seguras del país y una de las más alegres del planeta. Pero todo eso se fue por el caño.

Si no vino a escuchar quejas y plantear soluciones para inhibir el problema ¿entonces a qué vino?

Mientras decía sus barrabasadas y en menos de 24 horas, acribillaron a una persona en Ixtaczoquitlán; un hombre fue ejecutado en Puente Nacional; en Altotonga mataron a dos hermanos; en Coatzacoalcos secuestraron, asesinaron y decapitaron a una joven madre de familia. También en Coatzacoalcos tres colegios cerraron por la inseguridad y uno más en Acultzingo. Médicos y enfermeras de municipios del sur abandonan clínicas y hospitales por el mismo motivo.

El problema es caótico y gravísimo, pero a uno de los encargados de poner orden y devolver la paz al estado le enoja que lo molesten con ese tema.

“¿Por qué se vienen a quejar ahorita?”, pregunta irritado. Y la respuesta es, porque si hubiera seguridad nadie lo molestaría y porque los veracruzanos llevan casi tres lustros quejándose y nadie les ha hecho caso.

Por eso recurren a él, a Hugo Gutiérrez Maldonado, al que la 4T promocionó como un policía capaz de contener la pandemia de violencia que ya es incontrolable.

Pero el hombre no quiere hacer frente a su responsabilidad.

Y el problema es que no hay salida porque ¿qué hacer cuando el titular de la Policía Estatal argumenta de esa manera? ¿A quién recurrir en demanda de auxilio, apoyo o al menos un poco de esperanza? ¿Qué esperar de las autoridades estatales cuando sabemos que no lo removerán del cargo?

Pero aunque lo corrieran Hugo no se irá. Hace unos días declaró en otra entrevista que cuando termine su “trabajo” en la SSP, vivirá en nuestro estado.

Caray… qué orgullo para los veracruzanos y qué honor para Veracruz.

Y mientras eso sucede, que nadie lo moleste con la cantaleta de la inseguridad que el señor no vino a resolverla. Por favor no lo jodan y que sigan los asesinatos, robos y secuestros. Que siga la violencia.

bernardogup@hotmail.com

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here