En la mira

Lo que queda del PRI Estatal. Y Yunes, por el CEN?

SilverioQuevedo Elox

Decepcionados quizá, porque apoyaron un proyecto político del que pensaron podrían adueñarse en su conciencia y operación al gobernar el estado, al coadyuvar arrebatándole la gubernatura a su principal enemigo enquistado en el PAN, el clan Yunes, los priistas se aglutinan de nueva cuenta para ver si pueden resucitar a su partido.

Desde los ex diputados federales duartistas como Jorge Carvallo y Erick Lagos, según buscados por la mano justiciera de Yunes en la administración pasada para hacerles pagar el desfalco millonario lo que fue una mera simulación, hasta ex funcionarios federales y estatales se hicieron presentes.
También se les vio a los fidelistas, Ranulfo Márquez Hernández y Antonio Benítez Lucho y a los dinosaurios que no quieren dejar de estar en la palestra y seguir cascareando lo poco que le queda al PRI, como el de Coatzacoalcos, Carlos Brito Gómez.
Entre otros más se vieron a Jorge Uscanga Escobar, Marlon Ramírez que, junto con Raúl Díaz Diez y Benítez Lucho, se les ha mencionado para ocupar la dirigencia del partido.
En fin, los priistas quieren ver si se reintegran para buscar las riendas de ese cadáver político. Y es que son 3 millones de pesos como prerrogativas que a nadie le caería mal, luego que ya no son gobierno ni estatal ni federal.
Por cierto, uno de los que lo andaban buscando su manejo es el líder cenecista, Carlos Molina Palacios.
El también dirigente de cañeros parece un poco apestado en el seno del PRI veracruzano luego de haberse sumado a la causa del yunismo, y declarar su voto en contra de las solicitudes de juicio político contra el Fiscal Estatal, Jorge Winckler.
Así, se dieron cita este domingo en su asamblea estatal pero las caras de los priistas no es lo mismo que en los últimos dos sexenios donde fueron gobierno. Donde la bonanza, el exceso y el saqueo los caracterizó.
Quizá por ello se vieron caras largas y que se cuestionaban sobre el qué hacían en esa tarea de resucitar a su partido.
La nota, por cierto, se la llevó el ex senador y ahora diputado federal con licencia, Héctor Yunes Landa al que la prensa preguntó si vendrá a ocupar el puesto al frente del PRI en la entidad o un cargo en el gobierno de Cuitláhuac, quien se quitaría de encima a los reporteros diciendo lo que ya se sabe desde un inicio, el gobierno morenista no aceptará a ningún priista en el gabinete.
Y es que quien también fuera candidato a Gobernador en el 2016 no podría estar interesado en la aldea cuando es mencionado en las esferas nacionales.
Columnistas de diversos medios de comunicación lo señalan como parte del abanico de aspirantes a dirigir el CEN del PRI y recuerdan que al igual que después de las elecciones del 2000, cuando perdieron por primera vez la Presidencia de la República, los priistas buscan reagruparse para elegir a su dirigencia nacional, que recupere las bases del partido, que tanto se empeñó en desdeñar Enrique Ochoa Reza.
Se espera que el relevo se ponga en marcha el próximo 4 de marzo, no obstante, de que Claudia Ruiz Massieu concluirá su interinato en la presidencia por allá de agosto.
Ya hay quienes levantan la mano, dice el columnista Héctor Muñoz de El Sol de México, el actual presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), el campechano Alejandro Moreno Cárdenas, la yucateca, Ivonne Ortega. Otro de los que también buscan participar en la contienda es el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien fue un constante crítico de las decisiones del partido en el pasado proceso electoral, el exrector de la UNAM y exsecretario de Salud, José Narro, y empujado por un grupo de militantes, también se empieza a mencionar al veracruzano Héctor Yunes Landa.

MUY EN CORTO

PERFILES DE DIPUTADOS TRAIDORES. La diputada local del Distrito XXVIII de Minatitlán Jessica Ramírez Cisneros y el legislador del Distrito de Medellín XVII José Magdaleno Rosales Torres, traicionaron la confianza del pueblo veracruzano, al votar en contra y en abstención los dictámenes de la Comisión Permanente Instructora, para someter a Juicio Político al Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.
No obstante, en los corrillos políticos ha quedado más que claro que sin principios ni valores los legisladores no se les podía pedir una concienzuda actuación y menos, fidelidad para preservar los ideales por los que fueron elegidos.
Y es que Ramírez Cisneros, como secretaria de la Comisión Instructora, fue la encargada de elaborar el dictamen, pero por su inexperiencia política, y poca trayectoria laboral, ya que solo ha trabajado en ventas y recursos humanos de Autos Seminuevos y Nuevos Nissan Minatitlán y ha sido administradora de Go-Karts.
Esta neo política decidió dejar por un lado los intereses de los veracruzanos privilegiando sus intereses personales, echando a la basura los argumentos sustentados por el diputado Rubén Ríos Uribe para someter a Juicio al Fiscal.
Lo que más lamentan quienes se fundieron en la realización de esas tesis son las intensas jornadas de trabajo de la Comisión Permanente Instructora, donde escucharon los alegatos del Fiscal y analizaron las pruebas presentadas por los abogados Jorge Reyes Perales y Francisco Zárate Aviña.
En tanto, José Magdaleno Rosales Torres, no solo traicionó sus ideales sino a su partido, al votar en forma verbal en contra y en abstención los dos dictámenes turnados este viernes ante el Pleno. El legislador es criticado porque no predica con el ejemplo al señalar que está del lado del pueblo, y que con esta acción demostró que está a favor de la corrupción, de la impunidad al no sumar su voto en favor de los dictámenes como lo hizo la mayoría morenista y algunos de otros partidos.
Con poco nivel profesional, y también de reciente trayectoria política, señaló en varias ocasiones a su coordinador de bancada y presidente de la Junta de Coordinación Política de “pelele” de dejarse “mangonear” por el Secretario de Gobierno, y si así fuera, solo lo hizo de palabra sin comprobar con sustentos sus dichos, lo que en cualquier actor es sinónimo de su inmadurez política y, poca seriedad y compromiso con los ciudadanos veracruzanos.
Como ya es sabido a esta traición se suman los diputados que conforman el Grupo Parlamentario “Del Lado Correcto de la Historia” Gonzalo Guízar, Erik Iván Aguilar y Florencia Martínez, quienes rompieron alianza con Morena para respaldar al Grupo Parlamentario del PAN que hicieron todo para que los juicios contra del Fiscal no procedieran.
Las versiones indican que serán las bancadas respectivas las que decidan sobre la expulsión de los diputados traidores del Partido Morena, que interpusieron sus intereses por encima de los ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here