Hora cero

Generación de empleos, promesas incumplidas en Veracruz

Luis Alberto Romero

La organización no gubernamental México ¿Cómo vamos? dio a conocer de forma reciente los indicadores del Semáforo Económico Estatal, actualizados al cuatro trimestre de 2018, con lo que las cifras cierran el año pasado.

En el caso de Veracruz, la citada ONG ubicó a la entidad en semáforo rojo en el rubro de los empleos formales generados acumulados al cuarto trimestre de 2018; en el estado sólo se generaron poco más de 16 mil empleos durante el año pasado, en tanto que la meta era de 74 mil 700, de acuerdo con el indicador de la mencionada organización.

¿Qué pasó entonces con las expectativas de crecimiento para la entidad?; dónde quedaron los empleos prometidos en campaña por el ex gobernador Miguel Ángel Yunes?

En su oferta política durante la campaña de 2016, el entonces candidato de PAN-PRD  planteó una propuesta de ocho puntos básicamente: seguridad para los negocios, cero corrupción burocrática y rapidez en los trámites; mejores leyes para facilitar la inversión e implementación del Programa de Apertura Rápida de Empresas en el Estado; Calidad y seguridad social en el empleo; respaldo al capital humano y talento veracruzano; fortalecimiento del sector energético; nueva estrategia turística para incrementar el valor agregado de los servicios; impulso a las exportaciones; y condiciones de equidad para la mujer y grupos vulnerables en el ámbito laboral.

Por desgracia para Veracruz, sólo se trató de promesas, una oferta política que estaba diseñada para lograr respaldo, pero no para mejorar las condiciones laborales y el desarrollo económico.

Con el tema de la generación de empleos, la administración que terminó el último día de noviembre quedó a deber a los veracruzanos, al igual que en materia de seguridad pública.

Del desarrollo turístico mejor ni hablar, porque no existió disposición o bien no supieron qué hacer.

Pues bien, México ¿Cómo vamos? aportó cifras que dejan mal parada a la administración Yunes en materia de resultados, porque además de que prácticamente no hubo generación de empleos, los indicadores de la pobreza laboral siguieron igual que durante el gobierno de Duarte.

En el apartado de la pobreza laboral, si bien Veracruz registró un pequeño avance, al pasar de 54.4 a 52.4 por ciento, la entidad se ubicó en semáforo rojo. Ese indicador se relaciona con la cifra de la población que no puede adquirir la canasta básica con el ingreso producto de su trabajo.

En cuanto a la informalidad laboral, Veracruz pasó de 61.2 a 60.5 por ciento durante el cuatro trimestre de 2018.

En términos generales, los 16 mil empleos formales generados durante 2018 en Veracruz  apenas superan el 20 por ciento de la meta establecida.

La realidad es que durante 2018, Veracruz creció a un ritmo muy lento; los sectores productivos no encontraron apoyos oficiales, y ni siquiera hubo intentos fructíferos para atraer inversiones y generar los empleos bien pagados prometidos por Yunes en campaña.

Al final, si la misma energía que fue usada para perseguir y encarcelar a los ex funcionarios duartistas señalados por presuntos actos de corrupción hubiera sido utilizada para promover la inversión y crear las plazas laborales que la entidad requiere, el resultado sería diferente. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here