La vuelta a Veracruz en un teclazo

¿Dónde quedamos las mujeres?

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Aún no terminaba el gobierno federal de explicarles a cientos de miles de madres de familia el por qué redujeron en 50 por ciento los apoyos a las Estancias Infantiles, cuando se volvieron a meter en camisa de once varas al anunciar la cancelación de la convocatoria para el acceso a recursos para los refugios para mujeres víctimas y sus hijas e hijas.

Para Veracruz, se trata de un tema prioritario pues desafortunadamente ocupamos los primeros lugares en feminicidios.  Tan solo durante el mes de enero, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la entidad reportó un preocupante incremento de 150 por ciento en este delito, al pasar de 4 casos en enero de 2018 a 10 en enero de 2019: de ahí la importancia de contar con refugios que eviten la tragedia, el luto y el dolor en los hogares.

Hace apenas unos días, en Poza Rica, una menor de 14 años fue asesinada por su padrastro, cuando quiso intervenir ante la golpiza que le propinaba a su madre.  El sujeto la apuñaló.  El año pasado, en el sur, se dio el lamentable caso de una mujer asesinada por su propio esposo, delante de su bebé de brazos y su niño de cuatro años. Como estos dos casos hay muchos más a lo largo y ancho del estado.

Afortunadamente la presión social y la andanada de críticas valieron para que las nuevas autoridades reconsideren pasar su afilada tijera en recursos, como el PAIMEF, que tienen una funcionalidad y que, en este caso, son vitales, la diferencia entre la vida y la muerte.  A través de un tweet de la Secretaría de Salud se comprometieron a revisar su entrega más no a suspenderla, pues el no publicar la convocatoria para acceder a los 346 millones de pesos supuestamente programados para este 2019 dejaría también, a muchas organizaciones civiles sin la posibilidad de seguir haciendo desinteresadamente su trabajo.

Este gobierno se ha caracterizado por estigmatizar y, ahora, en una de sus múltiples embestidas, tiene como blanco a las organizaciones civiles que operan en el país; de ahí su decisión inicial de cancelar cualquier transferencia de recursos públicos. Así, a través de una circular firmada por el propio Presidente, se les negaba a muchas mujeres víctimas y a sus hijos, la oportunidad de tener un reinicio diferente.

Tan sólo la Red Nacional de Refugios, que concentra a cerca de 70 por ciento de estos espacios seguros en el país, advierte que, de seguir adelante con esta decisión insensible, el gobierno morenista dejará en el desamparo a más de 20 mil mujeres que padecen la violencia.  Inmujeres ha dado a conocer que el 90 por ciento de los refugios en México operan, precisamente, con recursos provenientes de esta convocatoria. Qué nadie se diga entonces sorprendido cuando los índices de feminicidios sean imparables.

Si no habrá recursos para los refugios de mujeres, entonces las nuevas autoridades nos deben garantizar que ni una sola mexicana más sea violentada dentro de su hogar, que se acabarán las agresiones físicas, mentales y económicas, que ya no habrá más niños huérfanos ni mujeres asesinadas.

Le tienen puesto el ojo también a los recursos destinados para combatir el cáncer cervicouterino y, como al parecer solo en términos electorales responden, las mujeres somos el 51 por ciento del padrón en el país.  Ya basta de pegarle a todos los programas en pro de las mujeres.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here